16 nov 2018 | Actualizado: 10:50

La Universidad de La Laguna teme la desaparición de la Cátedra Unesco de Telemedicina

La Cátedra ha colaborado sobre todo en la mejora científica, en materias como la sonografía, y ha mejorado la imagen de este sector

Miércoles, 03 de abril de 2013, a las 11:47

Redacción. Santa Cruz de Tenerife
La Universidad de La Laguna (ULL) ha advertido del peligro que corre la Cátedra Unesco de Telemedicina al no contar ya con el sustento económico de Telefónica, que ha decidido financiar otros sectores de la tecnología que produzcan más rentabilidad, según una nota de la institución académica.

Olga Ferrer-Roca.

La responsable de la Cátedra, que se creó en 1999, es Olga Ferrer-Roca, catedrática de Anatomía Patológica de la ULL y presidenta y fundadora del Centro Avanzado Tecnológico de Análisis de la Imagen (Catai), que ha expresado su sorpresa por esta noticia.

Según la ULL, los principios de esta cátedra "han sido desde el comienzo la calidad y el bajo coste, así como facilitar a la sociedad el acceso a las atenciones médicas a distancia, una cuestión especialmente relevante en un territorio fragmentado geográficamente como Canarias".

La Cátedra Unesco de Telemedicina ha dirigido los cursos de Análisis de Imagen y de Invierno del Catai, que ha acogido la Universidad de La Laguna durante más de veinte años. Esta empresa, además, subvenciona hoy en día un total de 28 cátedras, dos de ellas en las universidades de Canarias, una en Argentina y el resto en el ámbito peninsular.

20 años innovando en telemedicina

Ferrer, especialista en la medicina a distancia, tiene en su haber numerosas proezas en avances médicos, incluso antes de la creación de la Cátedra, como por ejemplo, la telecuantificación de ADN a distancia o la creación de un programa de clasificación automática de las células tiroideas otras en foliculares y papilares.

La Cátedra, de la que la profesora Ferrer es acreedora, ha colaborado sobre todo en la mejora científica y de la imagen de este sector. Un ejemplo es la sonografía a distancia, de la que es precursora, que permite evaluar órganos de la zona abdominal desde el exterior del cuerpo. Varios años más tarde innovó con la ultrasonografía manual transvaginal.

También fue una de las primeras en usar dispositivos móviles en medicina, como el envío de mensajes cortos a través del teléfono móvil para el control de los enfermos crónicos con diabetes, o, más tarde, el uso de tabletas para realizar consultas a distancia y a tiempo real con los pacientes.

Por todo ello, la investigadora ha dicho que no comprende la decisión adoptada por la citada fundación, máxime cuando el World Economic Forum, en su reunión en Davos, considera la e-Health como uno de los dinamizadores esenciales económicos.