Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La Unidad de Ictus del San Pedro atenderá 500 pacientes al año

Los pacientes que tengan un daño cerebral irreversible se tratarán en la planta de Neurología

Lunes, 14 de julio de 2014, a las 13:24
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto; la gerente del Servicio Riojano de Salud, Mª Luz de los Mártires; y la jefa de sección de Neurología, Mª Eugenia Marzo, han presentado la nueva Unidad de Ictus (UI) que se pone en marcha en el Hospital San Pedro. El ictus es una urgencia neurológica ya que el periodo durante el que los tratamientos aplicados pueden ser eficaces es muy limitado. La disponibilidad de tratamientos específicos altamente eficaces, pero con un margen riesgo/beneficio estrecho, ha hecho necesaria la adecuación de los sistemas de organización asistencial y la dotación en el Hospital San Pedro para atender a pacientes con ictus.

De los Mártires y Nieto, durante su visita.

La nueva Unidad, situada en la planta de Neurología, está integrada por cuatro habitaciones, control de monitorización, laboratorio de sonología y sala educación a familiares y a pacientes. El personal de enfermería proporcionará información pormenorizada sobre la enfermedad y consejos útiles a los familiares de los pacientes afectados.

A partir de este lunes, dos especialistas en Neurología y una DUE (con experiencia en patología vascular cerebral),  apoyados por el resto de profesionales de la sección de Neurología, van a atender a los pacientes que sean susceptibles de ingreso en la Unidad de Ictus. Se prevé que en esta Unidad se atienda una media de 500 pacientes cada año, un 75 por ciento del total de ictus que se registran en La Rioja anualmente.

En la Unidad de Ictus ingresarán los pacientes que presenten un ictus isquémico o hemorrágico agudo (menos de 48 horas de evolución); sin límite de edad.  No tendrán indicación de ingreso en dicha unidad y se tratarán en la planta de neurología los pacientes que tengan un daño cerebral irreversible o que previamente presenten una enfermedad muy grave o mortal o dependencia severa.

Código Ictus

Hasta ahora la atención al Ictus en nuestro medio se basaba en el Código Ictus (CI), implantado en 2010. Se trata de un sistema de alarma que permite la identificación, notificación y traslado de la forma más rápida posible de los pacientes con ictus agudo a un centro hospitalario de referencia. Los objetivos del CI son por tanto, reducir los tiempos desde el inicio de los síntomas al tratamiento especializado, aumentar el número de pacientes que reciben tratamiento fibrinolítico, e incrementar el número de pacientes que acceden de forma rápida a una Unidad de Ictus.