20 nov 2018 | Actualizado: 14:40

La ‘UCI sin paredes’ del Henares reduce la mortalidad en los pacientes ingresados

Cuenta con un sistema de alarmas de datos clínicos que mejora la toma de decisiones

Martes, 24 de noviembre de 2015, a las 12:08
Redacción. Madrid
El Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Universitario del Henares ha demostrado en un reciente estudio publicado en la revista Medicina Intensiva , de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias, que el modelo ‘UCI sin paredes’ es beneficiosa en cuanto a la evolución clínica de los pacientes intervenidos.

Juan Pablo García Capelo, gerente del Hospital del Henares.

Esta modalidad mejora la gestión de los recursos sanitarios disponibles y provoca un descenso de la mortalidad de los pacientes ingresados e intervenidos gracias al programa, asegura el centro hospitalario. El modelo ‘UCI sin paredes’ se basa en la detección precoz del paciente en riesgo en el hospital, fuera de la UCI, y permite intervenir en pacientes en riesgo en plantas convencionales y en urgencias.

La anticipación ha sido valorada y estudiada en diferentes estudios que se basan, fundamentalmente, en que las situaciones de riesgo vital suelen estar precedidas de alteraciones fisiopatológicas detectables y prevenibles, siendo este hecho más llamativo en las enfermedades dependientes del tiempo, como la sepsis, el síndrome coronario agudo y la parada cardiorrespiratoria.

Gracias a las nuevas tecnologías y a la aplicación de los sistemas informáticos en el Hospital del Henares se desarrolló un sistema específico de alarma que combinan datos clínicos y analíticos, proporcionando así un árbol de decisión sobre las actuaciones iniciales y la necesidad de aviso a la UCI.

En el estudio ha quedado demostrado que este sistema de alarma produce un ingreso de los pacientes más precoz en la UCI, reduce las paradas cardiacas dentro del hospital, evita ingresos innecesarios en la UCI y establece planes de cuidados en pacientes ingresados en la planta convencional.