Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:10

La sintonía entre hospital y universidad sigue siendo una asignatura pendiente

La figura del profesor asociado es necesaria pero ha existido un abuso por ser más económica

Sábado, 05 de octubre de 2013, a las 12:52

Cristina Mouriño / Imagen: Adrián Conde y Miguel Ángel Escobar. Córdoba
La falta de sintonía y cercanía entre la universidad y el hospital sigue siendo una asignatura pendiente. Así lo han puesto de manifiesto los participantes en el XIII Encuentro Global de Neumología celebrado este fin de semana en Córdoba y organizado por Sanitaria 2000. Otro de los problemas es la falta de concreción en la definición de hospital universitario que hace que el número de los así considerados sea elevado y en ocasiones no responda a las funciones que se le atribuyen a este.

De izq. a dcha., José Luis López-Campos, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla; Francisco García Río, vicedecano de Profesorado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid; Pere Casán, director del Instituto Nacional de Silicosis; Juan Antonio Vargas, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid; César Pascual, director gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación de la Salud de la Universidad Complutense de Madrid.

Pere Casán, director del Instituto Nacional de Silicosis, ha señalado que “la realidad es que los ambientes académico y hospitalario están distantes”. Por su parte, Jesús Sánchez Martos, catedrático de Educación para la Salud en la Universidad Complutense de Madrid, ha abogado por “aclarar primero qué es un hospital universitario”. “No existe un matrimonio real entre el profesor docente y el asistencial”, ha añadido.
 

La figura del profesor es necesaria pero tienen que definirse sus funciones.

Los gerentes de los hospitales quieren docentes que también hagan asistencia.

Todos han coincidido en destacar que tiene que haber mayor cercanía entre universidad y hospital. Juan Antonio Vargas, decano de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, ha destacado que “universidad y hospital van en el mismo barco, por lo que los catedráticos deben ser, en primer lugar, buenos asistenciales”.

El gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, César Pascual, ha destacado que “salvo que el hospital tenga una cultura universitaria, es complicado adecuar las plantillas”. “Los gerentes, ha manifestado, queremos docentes que también hagan asistencia”.

Otro de los temas abordados ha sido la función de los profesores asociados. José Luis López-Campos, profesor asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sevilla, ha explicado que la situación que vive esta figura es complicada. “El problema es que al ser una contratación más económica se ha abusado de ella”. César Pascual ha criticado que los profesores asociados estén dando clases teóricas y a los alumnos los formen los residentes”.

El vicedecano  de Profesorado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, Francisco García Río, ha señalado que el profesorado debe ser aportado por la universidad pero también por el hospital y para ello la figura del profesor asociado es fantástica”.

Durante el encuentro se ha preguntado a los asistentes sobre la necesidad de que todos los hospitales sean universitarios y el cien por cien lo ha rechazado. Asimismo, un 84 por ciento ha considerado necesaria la figura del profesor asociado y un 58 por ciento de los asistentes cree que los hospitales deberían establecer convenios con una sola universidad.