Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La Sindicatura de Cuentas fiscalizará los acuerdos con hospitales concertados

Los convenios no recogen las tarifas aplicadas, según un informe del órgano

Lunes, 28 de marzo de 2016, a las 13:22
Redacción. Oviedo
La Sindicatura de Cuentas del Principado de Asturias obligará a la consejería de Sanidad a justificar mejor el dinero que destina a convenios con centros concertados.

El síndico mayor de la Sindicatura de Cuentas del Principado, Avelino Viejo.

La Sindicatura de Cuentas aprobó a finales de 2016 su Programa Anual de Fiscalizaciones para 2016, en el que, entre otros aspectos, se incluyen informes sobre los conciertos sanitarios y la gestión de personal del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa).
 
La Sindicatura ha concluido una primera fase de esta fiscalización, y, según un artículo que publica este lunes El Comercio, ha detectado deficiencias, por lo que fuerza al Servicio de Salud a que los convenios sean un reflejo del gasto real. 

De acuerdo con lo que publica el rotativo, el organismo observa “ausencia de control tanto sobre la facturación de los convenios como sobre la aplicación al margen del mismo de tarifas y actividades”. Además, el Sespa “no justifica ni recoge a través de un concierto o contrato las ampliaciones presupuestarias”.

Convenio singular
 
Cuatro son los hospitales privados con los que el Sespa mantiene convenios en la actualidad: el Hospital de la Cruz Roja, y el Jove, en Gijón; el Sanatorio Adaro, en Langreo, y el Hospital Avilés, los cuales realizan una importante función en el sistema de salud regional, ayudando a reducir las listas de espera, entre otras funciones.

La Consejería de Sanidad asturiana, a preguntas de Redacción Médica, ha remitido a unas declaraciones del consejero de Sanidad, Francisco del Busto, del pasado otoño, referidas a un informe anterior de la Sindicatura de Cuentas. Este informe arrojaba dudas sobre si el modelo de relación contractual del Sespa con estos hospitales, el de convenio singular, se ajustaba al derecho comunitario.

“El convenio singular, como instrumento de integración en la red hospitalaria pública, es una figura amparada por la Ley General de Sanidad”, explicaba el consejero. El titular señalaba además que los servicios jurídicos de Sanidad entienden que estos convenios “no están afectados por la recomendación de la Unión Europea sobre igualdad de trato y no discriminación, ya que estos cuatro centros son los únicos que existen en el Principado gestionados por entidades sin ánimo de lucro y con capacidad y acreditación suficiente para prestar los servicios requeridos por el Servicio de Salud”.