25 de noviembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:50

La seguridad del paciente exige más control a los productos homeopáticos

En lo que respecta al marco legal, se tiene la intención de querer regular este sector

Domingo, 18 de octubre de 2015, a las 16:43
Nuria Fernández Gámez. Madrid
Una aproximación hacia el concepto de homeopatía, mostrar un recorrido por su regulación desde los años 90 hasta la actualidad y una profundización sobre cómo se tratan estos productos ha sido sobre lo que ha tratado una de las comunicaciones libres que ha acogido el emblemático XXII Congreso Nacional de Derecho Sanitario, que se ha celebrado estos días en el Colegio de Médicos de Madrid, de la mano del licenciado en Derecho y ADE, Daniel Estévez Pelaz, y que su ponencia formaba parte del trabajo final en el máster de Derecho Sanitario de la Universidad San Pablo CEU.  
 

Daniel Estévez Pelaz, licenciado en Derecho y Ade.

‘Homeopatía: Luces y sombras legales’ ha sido el título elegido para la ponencia. Pero, ¿hay más de lo primero o de lo segundo? ¿Más claridad u oscuras tinieblas que abrazan a esta Medicina alternativa? Estévez ha apuntado que a día de hoy la regulación que rodea a estos productos es “especial” y que “se nota que en la ley se les trata de una manera más laxa, muy especial y que no se les exigen los mismos requisitos” que para el resto de medicamentos convencionales.
 
En lo que respecta al marco legal, el letrado ha señalado que “hay ganas de regular este sector” pero que por el momento se están encontrando con problemas para acotar su marco legal. No obstante, “creo que vamos en la dirección adecuada pero entiendo que nuestra misión es la de poner de manifiesto estas irregularidades cuanto antes”, ha manifestado Estévez.
 
Una (posible) propuesta
 
Para atajar el supuesto ‘trato de favor’ a estos medicamentos, ha propuesto “acotar y ser mucho más rígido” con este tipo de productos. “Se les trata de una forma diferente en la ley y de una manera muy permisiva, apenas se les requiere exigencia y creo que empezando por ahí sí que se podría llegar a llamar medicamento homeopático”, ha aclarado.
 
Pero el objetivo racional y principal que se ha escrito sobre la mesa es que el paciente que acuda a la farmacia esté seguro de que el producto ha seguido unos controles previos y que tenga la información veraz y clara de qué es lo que se está llevando a casa.


ENLACES RELACIONADOS

La homeopatía funciona al revés de los fármacos: primero vende y luego investiga