16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

La preocupación por la sanidad baja en Europa y crece en España

La sombra de los recortes hace que en España crezca un 3 por ciento la incertidumbre ante el futuro del Sistema Nacional de Salud

Lunes, 26 de diciembre de 2011, a las 20:53
Javier Leo. Madrid
La sostenibilidad de los sistemas sanitarios en Europa ha quedado eclipsada por la actual situación de crisis económica y de confianza en los mercados que sufre la Unión Europea. Así lo confirman los últimos resultados del Eurobarómetro, que en su última oleada revela que solo el 11 por ciento de los europeos opina que asegurar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios debe ser una prioridad para los gobiernos nacionales, frente a los que creen que la prioridad debe ser la situación económica (46%), el desempleo (45%), la inflación (27%) o la lucha contra el crimen (14%).

Fuente: Eurobarómetro, segunda oleada 2011. Comisión Europea.


A la hora de preguntar por las prioridades a nivel personal, la Sanidad sale mejor parada (un 17% la sitúa entre las necesidades más importantes), aunque solo queda por delante de las pensiones (15%) y muy lejos de la inflación (45%), la situación económica (27%) o el desempleo (19%). En este sentido, la relevancia de la Sanidad dentro de los proyectos políticos y su repercusión en la opinión pública es la más baja de los últimos siete años, según las estadísticas del Eurobarómetro.

España contradice la tendencia

Los datos nacionales de España, sin embargo, contradicen la tendencia y reflejan un pequeño incremento de la preocupación de los españoles por el futuro de la Sanidad, igual que sucede en Francia, Irlanda o Países Bajos. De hecho, es el único campo (junto al desempleo y la economía) que inquieta más a los españoles, en comparación con otros años. Aunque todavía está muy por debajo de la media europea, el interés por mantener un Sistema Nacional de Salud (SNS) público, universal y sostenible ha crecido tres puntos en el último año, pasando a ser una prioridad en las políticas nacionales para el 6 por ciento de los encuestados.

El desempleo (81%) y la situación económica (65%) son, con mucha diferencia, los principales problemas, con aumentos en el último año del 5 y el 15 por ciento, respectivamente. Otros resultados destacados en España son la menor preocupación ante el terrorismo (baja 7 puntos, hasta el 3%), la inmigración (baja dos puntos hasta el 4%), la educación o las pensiones (ambas bajan un punto, hasta el 3%).