Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Sábado, 21 de noviembre de 2015, a las 20:31
Ricardo Martínez Platel / Las nuevas tecnologías de la comunicación se están erigiendo en un elemento de doble vertiente para los profesionales sanitarios. Acostumbramos a mirar únicamente sus muchas ventajas, que han permitido avanzar en aspectos que van desde la prácticamente implantada receta electrónica hasta las teleconsultas. Pero detrás de estos beneficios se ocultan una serie de usos y matices que han convertido a las TIC en un arma capaz de poner en serios apuros a los médicos. Es el lado negativo de la revolución.

Acceda al reportaje

Lea la nueva edición de 'Revista Médica'