Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

La receta electrónica inicia su implantación progresiva en León

Las pruebas arrancarán en Villafranca del Bierzo

Martes, 10 de noviembre de 2015, a las 15:45
Redacción. León
La implantación progresiva de la receta electrónica inicia este miércoles su andadura en la provincia de León. Las primeras pruebas de dispensación con este nuevo sistema arrancarán en Villafranca del Bierzo.

Antonio Carrasco.

Está previsto que las ocho farmacias de esta área, localizadas en Villafranca, Toral de los Vados, Vega de Valcarce, Corullón, Trabadelo y Balboa, gestionen desde el miércoles las primeras e-recetas, tal y como está ocurriendo en otras provincias de la comunidad, han informado fuentes del Colegio de Farmacéuticos en un comunicado.

Si el sistema de receta electrónica opera sin dificultades técnicas, el resto de farmacias de la provincia irán incorporándose progresivamente de acuerdo a este calendario: Valencia de Don Juan se sumará a la e-receta la próxima semana, las boticas de Sahagún se incorporarán en la semana del 23 de noviembre y Fabero lo hará en la última semana de noviembre.

Antes de que finalice el año, en la semana del 14 de diciembre, está previsto que las farmacias de Cistierna y Cacabelos también empiecen a dispensar fármacos vía receta electrónica. Si esta extensión paulatina ofrece un resultado satisfactorio, el objetivo es que la nueva forma de dispensación farmacéutica esté disponible en toda la provincia de León a lo largo de 2016.

El presidente del Consejo de Colegios Profesionales de Castilla y León (Concyl), Antonio Carrasco, ha recordado que la implantación de la receta electrónica “es un gran avance para la Sanidad de Castilla y León, no sólo para los profesionales implicados sino sobre todo para los pacientes, especialmente para los crónicos, que son los que más frecuentan los centros de salud y las farmacias de la región”.

Desde el Colegio de Farmacéuticos de León destacan además la posibilidad que tendrán a partir de ahora los farmacéuticos de disponer de un mayor contacto con el paciente, gracias a la desburocratización del proceso de dispensación. También será beneficioso para facultativos y personal de enfermería, que podrán optimizar su trabajo.