Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:35

La reapertura de 70 camas hospitalarias alivia la presión en las urgencias de Barcelona

El tiempo de espera actual ha vuelto a caer esta semana a entre 4 y 6 horas

Miércoles, 22 de enero de 2014, a las 14:11
Redacción. Barcelona
La reapertura de unas 70 camas hospitalarias que se mantenían cerradas ha aliviado la presión sobre los servicios de urgencias de centros de Barcelona, han constatado a Europa Press fuentes del sindicato de enfermería Satse y de la Consejería de Salud de la Generalitat.

La situación límite de la semana pasada, propiciada por la aparición de la epidemia de la gripe, llegó a provocar hasta 16 horas de espera en el Hospital del Mar y el de Bellvitge, ha asegurado la secretaria de comunicación de Satse, Sheila Gascón, en línea con lo manifestado por asociaciones vecinales y familiares de ingresados.

El "colapso" provocó que decenas de pacientes permanecieran a la espera en pasillos y vestíbulos, sin intimidad y sin recursos suficientes para garantizar la calidad del servicio, una situación que la Consejería debería de haber previsto gracias a la vigilancia epidemiológica que lleva a cabo.

El tiempo de espera actual ha vuelto a caer esta semana a entre 4 y 6 horas, una situación "habitual para la época del año, pero que no debería de ser lo normal", ha indicado Gascón, que se mantiene en contacto con los delegados sindicales de cada centro y ha asegurado que los grandes hospitales han abierto entre 30 y 50 camas en las últimas horas.

Satse ha reiterado que los profesionales sanitarios ya habían reclamado la reapertura de camas antes de la situación de colapso, ha asegurado que el problema viene por los recortes presupuestarios y ha considerado "muy triste" que los gestores prioricen criterios de ahorro económico por delante de la calidad del servicio.

La Consejería, por su parte, ha reconocido la reapertura de 70 camas solo en la ciudad de Barcelona, aunque ha considerado que la situación es de normalidad, provocada cada año por la irrupción de la gripe y otros virus respiratorios.

Asimismo, ha asegurado que durante la semana pasada los hospitales atendieron casi 60.000 urgencias y la atención primaria realizó unas 28.500 atenciones domiciliares, alrededor del 5 por ciento menos que el año anterior.

Salud ha recordado que desde diciembre mantiene activado el plan integral de urgencias, lo que comporta un incremento del 10 por ciento de las altas hospitalarias y potenciar hospitalizaciones domiciliares y la actividad sociosanitaria.