Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05

La puerta giratoria de los exministros socialistas

Trinidad Jiménez y Julián García Vargas son algunos de los que se han visto seducidos por el sector privado

Miércoles, 30 de septiembre de 2015, a las 14:53
José A. Puglisi. Madrid
Las puertas giratorias siguen en movimiento. Trinidad Jiménez, exministra de Sanidad y Política Social durante el mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, ha salido oficialmente de la política este martes, pero, sólo 24 horas después, ya se ha conocido cuál será su próximo paso profesional: la asesoría internacional de la empresa privada Telefónica.

Leire Pajín, Julián García Vargas, Trinidad Jiménez y Elena Salgado.

La información, que ha sido publicada por El Confidencial, asegura que el expresidente Felipe González ha sido quien ha intercedido personalmente por Jiménez y que, incluso, se ha reunido con el presidente de la compañía, César Alierta, para impulsar esta contratación. De concretarse, Jiménez asumiría el cargo que ocupaba recientemente el también exministro del Partido Popular Rodrigo Rato, quien asesoraba a Telefónica en el área de Latinoamérica y Europa y por lo que percibía unos ingresos de unos 200.000 euros anuales.

Sin embargo, Jiménez no es la única. El exministro socialista de Sanidad Julián García Vargas ha aprovechado la modalidad de pensión ‘activa’ para olvidarse de la jubilación y seguir en el mercado laboral, específicamente en el sector de la banca privada. En su caso, ha pasado a formar parte del consejo de administración de EBN Banco, tras haber sido, junto con un grupo de emprendedores españoles, uno de los compradores de la entidad financiera que pertenecía a Unicaja, Ibercaja, BMN y Banco Ceiss.

El salto al sector privado por parte de la exministra de Sanidad, Elena Salgado, fue más rápido. Sólo tres meses después de abandonar su cargo público, la socialista entra en el grupo de consejeros de la compañía eléctrica Endesa, donde asesoraba a la empresa en su área internacional y donde se estima que percibía unos ingresos que rondaban los 60.000 euros anuales.

Leire Pajín también cuenta con una estrecha relación con el sector privado. Desde hace aproximadamente un año y tras su regreso de Nueva York, la exministra de Sanidad forma parte del equipo del Instituto de Salud Global, donde es la directora de Desarrollo Internacional. Asimismo, el exministro de la misma cartera durante 2007 y 2009, Bernat Soria, mantiene un vínculo muy próximo con la empresa de cuidados de salud Abbott, con la que incluso ha presentado informes sobre la situación del sistema sanitario en España.

ENLACE RELACIONADO:

La puerta giratoria de la sanidad (10/10/2013)