Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00

La Policlínica Nuestra Señora del Rosario reanuda los servicios concertados con el Ib-Salut en Ibiza y Formentera

El Govern Balear se ha comprometido a establecer un calendario para abonar las facturas pendientes con el centro

Viernes, 31 de agosto de 2012, a las 17:25

Redacción. Ibiza
El gerente de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, David Medina, ha anunciado que los servicios concertados con el Ib-Salut funcionan  “con total normalidad” tras el compromiso explícito emitido por el consejero de Sanidad del Govern Balear, Antoni Mesquida, de establecer un calendario de pagos, para abonar las facturas pendientes con el centro, y después de que se firmase con la dirección del Grupo el Convenio de Hemodinámica Cardíaca.

David Medina.

El titular de Sanidad se reunió con la gerencia de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, acompañado por la directora General del Ib-Salut, Isabel Borràs, su director general de Gestión Económica, Martí Sansaloni, y el gerente de Can Misses, Ignacio Casas, en un encuentro en el que, además del acuerdo de abono del montante pendiente, que supera los 500.000 euros, se logró desbloquear el Convenio de Hemodinámica Cardíaca, en curso de firma desde hace once meses.

“Nosotros llevamos un año respondiendo a este concierto y ejecutando este servicio sin cobrar ni un euro y sin contrato, algo que era insostenible y que por fin se ha regularizado”, ha afirmado David Medina, quien agregó que el nuevo convenio también abarca la realización de TACS y las urgencias de Neurocirugía en Ibiza y Formentera.

En esta línea Medina recordó la importancia de tratar a los pacientes más graves en las Pitiusas para poder responder a la ‘regla de la hora de oro’ “ya que alguien que sufre un traumatismo craneoencefálico grave o un hemorragia cerebral necesita ser atendido en los primeros 60 minutos del suceso, cruciales para su evolución, y no puede esperar a ser trasladado a Palma”, apuntó. Así Medina ha agregado que este punto “es una de las demandas más importantes que hemos defendido desde que hace dos años se rompió con nuestro centro el Convenio del Servicio de Neurocirugía y Maxilofacial, ya que consideramos que bajo ningún concepto debe ponerse en peligro la vida de las personas o su recuperación”.

El gerente de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario ha mostrado, además, su satisfacción por el compromiso por parte del Govern de poner una solución inmediata “al grave problema creado por la aceptación y facturación de los pacientes con todo tipo de seguro privado en el Hospital de Can Misses”. Según ha explicado Medina “ahora se les dará la opción de elegir ir al centro privado que les corresponde según los seguros contratados, evitando la restricción en el acceso a los servicios sanitarios de los residentes y población contributiva para, luego, ni siquiera llegar a cobrar esas facturas”.

Medina ha asegurado que en la mayoría de los casos en los que Can Misses se hace cargo de los pacientes con seguros privados “las facturas no llegan a cobrarse, porque estos también tienen derecho a asistencia pública y el seguro privado aporta la documentación pertinente, es decir que en vez de aliviar las urgencias y listas de espera públicas derivando a esos pacientes a la privada, los absorben para nada”, matizó. “Explicamos al consejero que era difícilmente comprensible que el hospital de Can Misses centrara su atención en incrementar su facturación cuando las listas de espera de consultas, pruebas complementarias y quirúrgicas no hacían más que crecer” causa por la que agradeció a este su compromiso de concluir con esta práctica. El gerente del centro concretó que el Ib-Salut factura este tipo de atención por debajo de coste, ya que se tienen que respetar los precios publicados por la CAIB y el HCM, que tiene una estructura de costes superior a la media de Baleares, que es la referencia tomada para elaborar dichos precios. “Hablamos de una facturación que se traducía en pérdidas por hacerse contemplando los precios públicos del Govern, y sobre la que, además, los cobros se quedaban en los servicios centrales del Ibsalut en vez de volver a Ibiza”.

El gerente de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario ha recordado que el pasado 9 de agosto el centro dejó de prestar los servicios de hemodinámica, neurocirugía y resonancias magnéticas concertados con el Ibsalut “aunque siempre se ha atendido a los casos más graves”. La clínica estableció entonces un precio especial para la realización de RMN a pacientes residentes en lista de espera, que seguirá manteniendo mientras la gran demora en el acceso a estas pruebas a través del sistema público persista.