Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:00

La Ley de Ordenación Farmacéutica, en su recta final

Permitirá la venta de medicamentos por internet

Jueves, 25 de septiembre de 2014, a las 16:16
Redacción. Toledo
La futura ley de farmacias permitirá a los farmacéuticos de la región adquirir nuevas funciones y estarán habilitados para, entre otras funciones, vender medicamentos por internet, elaborar historiales farmacéuticos de los pacientes, formalizar sistemas personalizados de dosificación, vigilar efectos adversos o errores de medicación o colaborar con programas sanitarios de la Consejería de Sanidad.

Leandro Esteban, portavoz del Gobierno; y el consejero Echániz.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales del Gobierno regional, José Ignacio Echániz, quien ha avanzado que una vez aprobado el anteproyecto de ley, se ha remitido el texto junto con las alegaciones del sector al Consejo Consultivo para que antes de final de año pueda comenzar su trámite legislativo. Estas modificaciones permitirán según Echániz "sacarle más jugo a los profesionales", y además "se van a poder integrar mejor en los nuevos procedimientos que se desarrollan para la atención a pacientes crónicos". La medida dará también mayor flexibilidad a los depósitos de medicamentos y creará una Comisión para garantizar el uso racional de los medicamentos.

Otro aspecto a destacar, es que esta ley permitirá a los mayores de 65 años poder concursar para establecer oficinas de farmacia, algo que no ocurría con la anterior ley de 1996 "lo que ha sido estimado como inconstitucional por los tribunales".
José Ignacio Echániz ha puesto el acento en que este nuevo texto normativo prestará especial atención a las farmacias rurales de la región, "para fijarlas al territorio y que continúen prestando este servicio".

Así, ha explicado que la permanencia en el tiempo de las farmacias en los pueblos se ha visto dificultada por la reducción de habitantes por farmacia, la disminución de la población y el menor gasto en medicamentos. En este sentido, la ley primará a los farmacéuticos rurales que concursen en nuevas oficinas de farmacia y tendrán más puntuación aquellos que hayan trabajado en núcleos rurales inferiores a 1.500 habitantes.