17 nov 2018 | Actualizado: 11:55
Jueves, 15 de marzo de 2012, a las 22:49

primer plano
TRAS AÑOS DE NEGOCIACIÓN Y TRES EXPERIENCIAS PILOTO VE LA LUZ A ESCALA NACIONAL
La Validación Periódica de la Colegiación será obligatoria cuando el sistema “madure”
Rodríguez Sendín subraya que se trata de un proceso “amable” y “voluntario” pero no esconde que su intención es hacerlo obligatorio a medio plazo

Javier Leo / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La Organización Médica Colegial (OMC) ha constituido de forma oficial la Comisión de Gobierno de la Validación Periódica de la Colegiación (VPC), una herramienta que ve la luz tras varios años de negociación y tres experiencias piloto en Valladolid, Soria y Granada, y que tiene como objetivo “prevenir déficits en formación, comportamientos o estado de salud” con el fin de certificar que un médico está “en plenas facultades para ejercer su profesión”.

Foto de familia de la Comisión de Gobierno de la VPC. De izquierda a derecha: íñigo Noriega, presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM); Salvador Galán, secretario general del Colegio de Médicos de Granada; Antonio Otero, presidente del Colegio de Médicos de Valladolid; Carlos Macaya, vicepresidente de Facme; Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC; José Javier Castrodeza, director general de Ordenación Profesional; Alfonso Moreno, presidente del CNE de Ciencias de la Salud; y Miguel Ángel Fernández Villacañas, vicedecano de la Facultad de Medicina de Murcia y representante de la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina.


Para ello, este proceso de validación, de carácter voluntario, exigirá a los médicos participantes que presenten cada seis años: un certificado de buena praxis; uno de actitud psicofísica; un certificado de empresa con la vida laboral y otro en el que se reflejen sus competencias en la formación médica continuada. Según ha explicado el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín, “no se trata de un examen, es algo amable, preventivo, que aporta a quién lo acepta el prestigio de ver certificada su aptitud profesional”.

El VPC “va más allá de lo que nos exige la Ley”, es “un proceso y un principio de responsabilidad profesional” que, “cuando madure, esperamos que sea obligatorio”, ha aseverado Sendín. “En definitiva”, ha añadido el presidente de la OMC, “se trata de rendir cuentas de calidad, de prestigiar y fortalecer los actos profesionales avalados por las estructuras profesionales ante la sociedad, los ciudadanos y ante los propios médicos”.

Sendín: Es un principio de responsabilidad de los médicos.

Castrodeza: el VPC fortalece el prestigio de la profesión.


En la Comisión de Gobierno de la VPC están presentes, además de la OMC, la Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (Facme); el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud, la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En representación de este último, José Javier Castrodeza, director general de Ordenación Profesional, ha manifestado que la VPC “fortalece y seguirá fortaleciendo el prestigio de la profesión médica”. “Se trata de la excelencia mediante la diferenciación, con el fin de construir una profesión más cohesionada dentro de un sistema que, entre todos, tenemos que defender”, ha destacado.

En la imagen de la izquierda: Carlos Macaya, Juan José Rodríguez Sendín y José Javier Castrodeza. A la derecha: Alfonso Moreno charla con Íñigo Noriega antes de la firma.


De izquierda a derecha: Salvador Galán; Serafín Romero, secretario general de la OMC; Jerónimo Fernández Torrente, vicesecretario de la OMC; y Antonio Otero.


Instantánea de la constitución oficial de la Comisión de Gobierno de la Validación Periódica de la Colegiación.


A la izquierda: Antonio Otero junto a José Javier Castrodeza. A la derecha: Arcadi Gual, director de la Fundación Educación Médica, junto a Jose Antonio López Blanco, subdirector de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad.