25 de junio de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La mortalidad aumenta un 7% por cada paciente ‘de más’ que atiende una enfermera

Las altas de Medicina Interna subieron un 11 por ciento en la última estadística

Miércoles, 11 de noviembre de 2015, a las 13:36
Javier Barbado. Sevilla
La mortalidad de los servicios hospitalarios aumenta un 7 por ciento por cada paciente que se suma al área de competencia de una sola enfermera (en España, se calcula que la ratio oscila entre los 10-11 enfermos por cada una), según ha señalado el vicepresidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Antonio Zapatero, durante la primera jornada del XXXVI Congreso Nacional de esta sociedad científica, que se celebra esta semana.

Antonio Zapatero, Juana Carretero y Emilio Casariego, este miércoles antes de la rueda de prensa del congreso.


El dato procede de uno de los pocos estudios multicéntricos, publicado en 2004 en la revista The Lancet, que ha abordado la relación entre dotaciones de plantillas enfermeras y cuantía de mortalidad y de estancia hospitalaria, variable que también aumenta conforme sube la ratio de número de pacientes por cada profesional de la Enfermería.

Se trata de una información relevante ratificada en el informe Recalmin (recursos y calidad en Medicina Interna), que terminó de elaborar la propia SEMI en septiembre y ahora difunde en el contexto de su congreso.

“El Recalmin ha recabado información de 144 servicios; al no ser homogénea la dotación en Enfermería en cada uno de ellos, la carga de trabajo es diferente según cada caso y algunos atienden a ocho pacientes y otros a 13; pero hemos visto que, cuando la carga de trabajo de Enfermería es mayor en esos servicios, hay un aumento de la estancia media y de la mortalidad”, ha precisado Zapatero a Redacción Médica.

“La media que sale en turno de mañana está en unos 10 pacientes por cada enfermera, y se ve con claridad que, cuanta más sobrecarga laboral, peores resultados obtienen”, ha añadido.

Según revela este trabajo, el número de altas hospitalarias vinculado a servicios de Medicina Interna ha crecido un 11 por ciento. Lo que significa, según ha precisado Zapatero, que uno de cada seis pacientes lo trata un internista. Asimismo, ha dado a conocer que el 22 por ciento de los enfermos ingresados en hospitales del sistema sanitario público español –casi la quinta parte del total– son vistos por internistas.

Por otra parte, el perfil del paciente de la especialidad se corresponde con el de una persona de 75 años con un promedio de hasta cuatro patologías simultáneas, lo que la sitúa como la principal rama del conocimiento clínico para atender la elevada prevalencia de enfermedades crónicas asociadas a la edad prevista para las próximas décadas: “El 40 por ciento de nuestros pacientes tiene más de 80 años; es la especialidad, sin duda, que más enfermos de edad avanzada atiende”, ha corroborado Zapatero.

Alerta por la epidemia de obesidad

Por su parte, la presidenta del Comité Organizador de congreso, Juana Carretero, ha destacado la eficiencia, en términos económicos, de los servicios hospitalarios de Medicina Interna: “Ofrecemos una atención integral a los pacientes; la obesidad, en este contexto, se ha convertido en una auténtica epidemia, pues se trata de un problema de evolución crónica que afecta a buena parte dela población; su atención supone un 27 por ciento más de visitas médicas, y de ahí su prioridad en este congreso”, ha explicado.

Se trata, además, de la segunda causa de cáncer después del tabaco, y empeora su pronóstico además de elevar el riesgo de tumores secundarios: “El 62 por ciento de la población tiene sobrepeso (ha aumentado al haber cambiado el panorama alimentario y disminuir la adherencia a la dieta mediterránea), y, de ellos, el 23 por ciento padece

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al informe Recalmin de la SEMI

Acceda al estudio publicado en 'The Lancet'