Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 10:30

Para la ‘Marea Blanca’ la privatización sanitaria va más allá del HAC

Ve en el cese de Rocío Mosquera “una operación de maquillaje”

Lunes, 19 de octubre de 2015, a las 14:33
Redacción. Santiago de Compostela
Cientos de personas se han concentrado en A Coruña, Santiago, Lugo y Pontevedra para denunciar la “privatización” de la sanidad pública en Galicia, la “precariedad” total del Hospital Álvaro Cunqueiro (HAC) de Vigo y la “operación de maquillaje” que, en su opinión, supuso el cese de Rocío Mosquera como consejera de Sanidad y el nombramiento en su lugar de Jesús Vázquez Almuíña.

Es más, la portavoz de la ‘Marea Blanca’ de Santiago, Eli Dosil, ha asegurado que la “privatización” de la sanidad pública no sólo es visible en el HAC, en donde “están reflejadas todas las carencias y políticas del Gobierno”, sino que también “está pasando, cachito a cachito del pastel, en cada hospital de Galicia y en cada centro de Atención Primaria”. “Allí lo vemos todo junto y, por lo tanto, se hace como más evidente”, ha apostillado en referencia a la situación del HAC.

De hecho, Dosil también se ha referido a la situación actual del área sanitaria de Santiago, en donde ha asegurado que se “sigue manteniendo” el “cierre de camas” del verano, que las autoridades sanitarias justifican “como para obras de mantenimiento”.

En esta misma línea, ha hecho hincapié en que las listas de espera “cada vez son más largas”, con servicios como el de Psiquiatría y Salud Mental “totalmente abandonados”, al igual que el de Atención Primaria. “Tenemos una falta de medios y personal que se hace, a veces, insufrible”, ha denunciado. De igual modo, ha censurado la “falta” de medicaciones y, en ocasiones y “por muy duro que resulte escuchar”, de pegatinas de electro.

Así las cosas, Dosil ha asegurado que los profesionales sanitarios se ven obligados a trabajar, “a veces”, como si estuviesen en hospitales “de guerra” o “de campaña”, sustituyéndose unos a otros y con una “presión increíble”.

Por otro lado, ha precisado que el cese de Rocío Mosquera y el nombramiento de Jesús Vázquez Almuíña en su lugar fue una “operación de maquillaje”, pues la situación era “insostenible”. Y es que sostiene que, por “muy buenas intenciones” que tenga Almuíña, “no va a cambiar la política del Gobierno”.

ENLACES RELACIONADOS:

El BNG pide a Feijóo que “dé la cara” por “el fiasco” del Hospital Álvaro Cunqueiro (16/10/15)