Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

La Mancha Centro crea un sistema para valorar las córneas antes del trasplante

Logró el tercer premio en las XV Jornadas Nacionales para Médicos Residentes en Oftalmología

Jueves, 05 de julio de 2012, a las 15:54

Redacción. Toledo
El Servicio de Oftalmología del Hospital General La Mancha Centro de Alcázar ha ideado un novedoso sistema para valorar la viabilidad de las córneas, antes de que éstas sean trasplantadas, que aporta mayor precisión y rapidez que los métodos tradicionales.

Servicio de Oftalmología del Hospital General La Mancha Centro

El novedoso sistema logró el tercer premio en las XV Jornadas Nacionales para Médicos Residentes en Oftalmología celebradas en Málaga, en el que participaron los Servicios de Oftalmología más importantes de España y en el que sólo se admitieron uno de cada tres trabajos presentados a las diferentes categorías. El trabajo premiado, que fue defendido por el residente de cuarto año Marcelino Álvarez, despertó gran interés entre los asistentes por su originalidad y utilidad, ya que antes de hacer un trasplante es muy importante estudiar las córneas porque hay algunas que no se pueden trasplantar por no tener la calidad suficiente.

El Banco de Ojos del Hospital 'Mancha Centro' ha sido pionero en la utilización del cultivo de córneas a 31 grados, lo que permite poder trasplantarlas en un plazo de hasta cuatro semanas, mientras que con el sistema tradicional de conservación en frío sólo se dispone de una semana para realizar el trasplante corneal.

La fase de cultivo, que es cuando se estudia la viabilidad de las células endoteliales corneales, he hacía hasta ahora manualmente y requería invertir mucho tiempo, motivo por el cual en el hospital alcazareño creado un sistema que permite hacerlo automáticamente. Se trata de un programa fruto de la colaboración entre los Servicios de Anatomía Patológica y Oftalmología del centro sanitario alcazareño que han invertido varios meses en materializar el proyecto.

Con el programa automático no sólo se ha conseguido mayor rapidez a la hora de valorar el tejido corneal, sino mayor calidad en la información, al tener más datos histológicos de la viabilidad del injerto, pues los profesionales pueden escoger con más facilidad las córneas más idóneas para cada trasplante.