16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

La Ley de Salud Pública se aprueba por unanimidad de la Asamblea

Se han aceptado dos de las 20 enmiendas del Partido Popular

Jueves, 10 de marzo de 2011, a las 16:30

María Jesús Mejuto, consejera de Sanidad.

Redacción. Mérida
La Asamblea de Extremadura ha aprobado por unanimidad de los grupos parlamentarios Socialista y Popular la Ley de Salud Pública de la región, en el transcurso del último pleno previsto para esta legislatura en el Parlamento regional.

La votación de este proyecto de Ley ha estado precedida en el pleno por el debate de las más de 20 enmiendas que el Grupo Popular ha presentado al texto, y de las que finalmente solo se han aceptado dos, una de ellas transaccionada, mientras que el resto han sido rechazadas con los votos en contra de los socialistas.

Las enmiendas del Grupo Parlamentario Popular han sido defendidas en el transcurso del pleno por su portavoz, Teresa Angulo, quien ha destacado la importancia de que esta norma de “más importancia a la investigación y la formación”.

Teresa Angulo también ha destacado en su intervención la importancia de la veterinaria de salud pública, por lo que ha reclamado que la norma haga referencia expresa a la salud animal, ya que según ha apuntado, algunas enfermedades que han afectado al hombre son de origen animal, como las vacas locas o la lengua azul.

Por eso, en su opinión, “era necesario que se incorporara expresamente en la ley” algunos aspectos relativos a la veterinaria de salud pública que el PP menciona en sus enmiendas, ya que “es un asunto de salud pública” que “muchas veces está generando problemas”.

Angulo también ha mostrado su preocupación por la financiación de las competencias que se transfieren a los ayuntamientos, algo que “en la práctica no se hace”, según ha asegurado, y obliga a que en el desarrollo de algunos programas, “los ayuntamientos siempre tienen que financiar una parte”.

Por eso la portavoz del PP parlamentario ha apostado por que la ley establezca como “obligatorio” que la consejería transfiera el 100 por ciento de la financiación a los ayuntamientos. “La financiación no puede quedar condicionada, si se aprueba una ley es para ejecutarla”, ha aseverado.

Integrar todas las actividades

Por su parte, en nombre del Grupo Parlamentario Socialista ha tomado la palabra Consolación Serrano, quien ha explicado que el espíritu de la ley es “integrar todas las actividades de salud pública”, por eso no es necesario realizar una referencia expresa a la salud animal, y ha aseverado además que la formación y la investigación forman parte de esta norma “como aspectos básicos”.

Serrano ha valorado que esta ley “incorpora aspectos novedosos y abre un nuevo concepto de lo que es la salud pública”, que supone un “concepto integral”, que abarca todas las administraciones públicas con competencias en esta materia.

La diputada socialista ha destacado además que la normativa “propicia la cooperación y coordinación de los distintos organismos en sus respectivos ámbitos”, y otorga además “una especial atención a la equidad y a la eliminación de la desigualdades, así como a la participación de la sociedad en su conjunto”.

En cualquier caso, y aunque ha señalado que un “elemento esencial” de esta ley es “la modernización y la equidad del sistema sanitario en su conjunto”, Serrano ha aseverado que es necesario la “corresponsabilidad de los ciudadanos” para conseguirlo.