21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

La Ley de Salud sigue su trámite parlamentario sin cambios sustanciales en el texto

Se han aprobado cinco enmiendas parciales de la oposición, de las más de 200 presentadas

Martes, 25 de noviembre de 2014, a las 18:40
Redacción. Valencia
El Proyecto de Ley de Salud de la región llegará al pleno de las Cortes sin cambios sustanciales en el texto, después de que el PP haya rechazado en comisión la práctica totalidad de las enmiendas presentadas por los grupos de la oposición. En total, más de 200 parciales, de las más que únicamente se han aprobado cinco, una de Compromís, dos de Esquerra Unida (una de ellas a través de una redacción pactada) y dos del grupo socialista PSPV.

María rosa Roca, diputada del Grupo Parlamentario Popular.

El grupo popular ha rechazado el resto de propuestas de la oposición por considerar que la mayoría de ellas están recogidas en la propia ley o en otras normas de carácter autonómico o estatal; no son objeto del proyecto de ley presentado, o no aportan a su juicio mejoras al texto.

Tanto el PSPV, como Compromís y EU han presentado enmiendas para garantizar que el sistema sanitario valenciano sea gestionado desde lo público; para revertir los procesos de privatización sanitaria, y evitar la exclusión de determinados colectivos de la atención sanitaria.

El socialista Ignacio Subías ha definido esta ley como "un epitafio de fin de ciclo" del PP, con la que pretende "atar su modelo privatizador" de la sanidad, algo en lo que han coincidido la portavoz adjunta de Compromís Mónica Oltra y el diputado de EU Víctor Tormo.

Para Oltra, el objetivo "más inmediato" de la norma es "avanzar en la privatización de la sanidad y dar negocio a los que quieren hacer de nuestra salud su lucro personal", mientras que Tormo ha considerado que la ley "trata de blindar y ampliar" para la próxima legislatura "los procesos de privatización".

Desde el PP han rechazado que la ley apoye la privatización de la sanidad, según las diputadas María Rosa Roca y Esther Franco. La primera ha afirmado que esta ley “establece el régimen jurídico y global del régimen normativo de la comunidad” y está elaborada por los propios funcionarios de la consejería. Se trata, ha remarcado, de una norma global e integral que ampara a todos y cada uno de los ciudadanos de la comunidad.

Los populares, que han señalado que algunas cuestiones ya están recogidas y otras no son objeto de esta norma, han defendido el proyecto presentado, porque supone "un marco global integrador de la sanidad pública" y ha obtenido "un amplio consenso de colectivos profesionales y sociales".

El popular Vicente Soria ha criticado la falta de voluntad de consenso de la oposición por plantear enmiendas que pretenden "cambiar la ley por completo", y ha señalado que el consenso "debe partir de las propuestas del grupo mayoritario", pues la legitimidad que le han dado las urnas "está intacta desde el primer día hasta el último".