Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

La Ley Antitabaco ha “estacionado” las muertes por EPOC en hombres, pero no en mujeres

Los especialistas apuestan por establecer cribados de cáncer pulmonar entre los fumadores y exfumadores con EPOC y enfisemas para reducir la mortalidad

Domingo, 16 de junio de 2013, a las 15:53

Javier Leo / Imagen: Pablo Eguizábal. Barcelona
El impacto de la Ley Antitabaco ya empieza a dar brotes verdes en patología respiratoria poco más de dos años después de su implantación. La mortalidad por cáncer de pulmón, los casos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y los enfisemas pulmonares comienzan a experimentar un proceso de “estacionamiento” entre los fumadores y los exfumadores. Sin embargo, esta tendencia solo se da entre los hombres; las mujeres continúan incorporándose a un ritmo elevado al hábito tabáquico y la plétora de mujeres fumadoras de la segunda mitad del siglo XX sigue pensando en la estadística.

Juan Pablo Torres Taje.

Así lo ha explicado el consultor en Neumología de la Clínica Universidad de Navarra, Juan Pablo Torres Taje, durante la tercera jornada del 46 Congreso Nacional de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ), que se clausura este lunes en Barcelona. Según Torres Taje, “los especialistas estamos viendo señales que implican un estacionamiento en la tendencia de aumento de la EPOC y el cáncer de pulmón. Desgraciadamente, las perspectivas no son buenas. A diferencia de los datos de los hombres, estamos viendo un aumento a nivel epidémico en mujeres por su incorporación masiva al hábito tabáquico entre los años 50 y los 60”.

La EPOC y el cáncer de pulmón se han venido tratando de forma independiente hasta hace cuatro o cinco años, momento en el que la comunidad científica se interesó en buscar los nexos de unión entre estas dos patologías por su alta prevalencia y mortalidad entre la población. Además de compartir etiopatogenia y principal factor de riesgo (el tabaco), “las novedades son que la EPOC, ya sea por la función bronquial o el enfisema, es un importante factor de riesgo para el cáncer de pulmón, con independencia de la cantidad de tabaco consumida. Tener EPOC o enfisema pulmonar aumenta entre tres y cuatro veces las posibilidades de padecer cáncer de pulmón en fumadores o exfumadores”, asevera Torres Taje.

La EPOC como factor de riesgo del cáncer de pulmón.

Torres defiende la eficacia de los cribados en cáncer pulmonar.

El perfil de riesgo, indica este experto, “es básicamente un fumador o exfumador, con antecedentes familiares que en general tenga asociada la EPOC en grado leve o moderado y que tenga asociado también un enfisema". Tradicionalmente el cáncer pulmonar se diagnostica en estadios muy avanzados y la supervivencia a los 5 años supera por poco el 15 por ciento de los casos. Como remedio, además de abandonar el tabaco, apunta Torres Taje, “lo que intentamos demostrar es que realizando un cribado con un escáner de baja dosis de radiación se puede detectar en estadios tempranos el cáncer mejorando su supervivencia”.