14 nov 2018 | Actualizado: 09:40

La jornada de 35 horas supondrá la contratación de 450 médicos

El presidente quiere “consolidar puestos de trabajo muy precarios”

Viernes, 20 de noviembre de 2015, a las 10:26
Redacción. Ciudad Real
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que el próximo año el Ejecutivo regional creará 1.042 nuevas plazas en el sistema sanitario de la región.

García-Page.

García-Page ha realizado este anuncio durante la inauguración del VIII Congreso de Investigación que se celebra en la Facultad de Derecho de Ciudad Real y que reúne a más de 1.400 profesionales sanitarios de la región.

El presidente autonómico ha abogado por "reforzar" la sanidad pública, y en este punto ha anunciado que, antes de que acabe 2015, se redactará "un plan de impulso a los servicios públicos que va a suponer un incremento del servicio público sanitario".

En este sentido, ha precisado que el dinero necesario para "consolidar puestos de trabajo muy precarios" y dotar de mayor "musculatura" el servicio público sanitario saldrá en parte del dinero que la Junta se ahorra dejando de gastárselo en la sanidad privada, en parte de la restitución del Fondo de Cohesión Sanitario y de la contención de la plantilla pública en el conjunto de la administración regional.

Y ha recalcado: "para que pueda haber más docentes y profesionales de la sanidad vamos a exigir un esfuerzo global de contención la administración".

García-Page se ha referido también ante los sanitarios que participan en el congreso organizado por Satse a la decisión del Gobierno regional de implantar el próximo año las 35 horas en la jornada laboral.

Este hecho, ha dicho, además de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, va a suponer poder crear también 450 puestos de trabajo más.

El presidente regional ha reflexionado sobre lo que a Castilla-La Mancha le supuso la "degradación de los servicios públicos" durante el anterior mandato popular y ha advertido de que, si alguien piensa que "recortando el gasto público se ahorra, está equivocado" porque lo único que se consigue, como en el caso de la sanidad, es que "el coste de la factura se difiere y se termina pagando muy caro".

Por tanto, ha continuado, ahora toca "curar a la sanidad" regional y para ello ha pedido el esfuerzo y el compromiso de los profesionales sanitarios, quienes han ayudado mucho a "aguantar la situación" de recortes que se han vivido en los últimos cuatro años, ha aseverado.