Consideran que no van a ayudar a la sostenibilidad del SNS



10 may 2015. 16.08H
SE LEE EN 3 minutos
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
A pesar de que era algo previsto y advertido, no por ello ha sido menos desagradable. De esta manera se puede describir el sentir de la industria farmacéutica con la introducción de los primeros anticuerpos monoclonales biosimilares en precios de referencia, una ‘nueva era’ para la que el principio activo pionero será infliximab, tal y como propone el borrador de la orden correspondiente del Ministerio de Sanidad.

Regina Revilla, presidenta de Asebio, y Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda, director general de Aeseg.

Y la industria farmacéutica no ha tardado en advertir de las consecuencias que puede tener esta iniciativa. “El sistema de precios de referencia no es ni necesario (no genera ahorros adicionales), ni conveniente (es más eficiente la libre competencia en precios o descuentos) para esta nueva generación de biológicos y que siempre debe prevalecer la salud y seguridad del paciente”, indican desde la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), respecto al aporte de esta iniciativa a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Fuentes de la patronal argumentan esto debido a que los biológicos de ‘marca “ya llevan compitiendo en precios desde el mismo día del lanzamiento de los biosimilares a nivel de los diversos procedimientos de contratación pública”. Por otro lado, también critica “el nombre que se la ha dado a este conjunto de referencia, infliximab, que puede generar confusión ya que agrupa a moléculas no idénticas. En este sentido, somos partidarios de que se revise la denominación de este conjunto para recalcar la mejor trazabilidad del producto que garantice la seguridad de los paciente”.

“Es importante recordar que nuestra legislación establece que todos los medicamentos que están en los conjuntos de referencia no son intercambiables y tampoco sustituibles entre sí, a no ser que el médico lo considere adecuado para cada paciente”, avisan desde Asebio, donde consideran que “es la libre competencia en el mercado de las terapias biológicas lo que debe imperar, anteponiendo siempre, por encima de todo, la seguridad del paciente”.

Penetración en el mercado

Otra patronal que muestra su objeción a que se introduzcan anticuerpos monoclonales biosimilares en precios de referencia es la de los genéricos, Aeseg. Su director general Ángel Luis Rodríguez de la Cuerda adelanta a Redacción Médica que plantearán enmienda a esta cuestión “con total seguridad. Nosotros defendemos la diferencia de precio entre biológicos y biosimilares, y esto no se puede lograr si comparten grupo homogéneo”:

La razón por la Rodríguez de la Cuerda mantiene esta postura es la de que “es necesario facilitar y acelerar la entrada de los biosimilares en el mercado y en el sistema”, y defiende que esto solo es posible si los biosimilares logran un precio más bajo que sus ‘referentes’ biológicos.

ENLACES RELACIONADOS


 La ‘revolución’ llega a los precios de referencia (20/04/15)

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.