Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:30

La incidencia del cáncer de colon y recto aumenta en Navarra

Ha tenido una tendencia al alza durante las dos últimas décadas, si bien las tasas de mortalidad han permanecido estables

Martes, 10 de enero de 2012, a las 15:38

Redacción. Pamplona
La incidencia del cáncer de colon y recto ha aumentado en la mayoría de áreas geográficas y en ambos géneros, aunque algo menor en mujeres que en hombres, aunque las tasas de mortalidad han permanecido estables.

De izquierda a derecha, Jaione Etxeberria, Lola Ugarte y Tomás Goicoa.

Éstas son algunas de las conclusiones del estudio "Patrones espacio-temporales de incidencia de cáncer colorrectal en Navarra por género", elaborado por investigadores de la Universidad Pública de Navarra y del Instituto de Salud Pública de Navarra y publicado online en la revista Cancer Epidemiology.

El trabajo ha sido realizado por Lola Ugarte, Jaione Etxeberria y Tomás Goicoa, investigadores del Departamento de Estadística e Investigación Operativa de la UPNA, y por Eva Ardanaz, del Instituto de Salud Pública de Navarra.

Este estudio -que analiza la incidencia del cáncer, no la mortalidad- ha evaluado los patrones espacio-temporales de cáncer colorrectal en hombres y mujeres en distintas zonas de Navarra.

Según el análisis, la incidencia de este cáncer en Navarra "ha tenido una tendencia al alza durante las dos últimas décadas, si bien las tasas de mortalidad han permanecido estables".

En relación con el cáncer colorrectal, el de colon representa el 57,6 % en hombres y el 65,4 % en mujeres. La edad media del diagnóstico en hombres fue de 70,8 años (colon) y 69,8 años (recto), siendo la edad en mujeres de 72,9 y 71,4 años, respectivamente.

Se da la circunstancia de que en mujeres, Navarra tiene tasas de incidencia más bajas que otros países industrializados de Europa y América del Norte.

Del total de 5.912 casos de cáncer colorrectal registrados en la Comunidad Foral, el 58,8 % se produjo en hombres (3.053). En los varones, los riesgos de incidencia de este cáncer van en aumento en todas las áreas y el riesgo es significativamente mayor en las zonas de II Ensanche, Milagrosa / Azpilagaña / Mendillorri y San Juan si lo comparamos con el riesgo global de Navarra.

En las mujeres, los riesgos muestran un ligero incremento en todas las áreas. El riesgo de incidencia en la zona Sur es significativamente menor que en el resto.

Por grupos de edad, en hombres se constata un incremento de cáncer a partir de 35-39 años hasta 80-84 años, edades en las que la incidencia comienza a disminuir. En mujeres, el grupo de inicio es también el de los 35 a 39 años.

Los índices de supervivencia en España tienden a ser ligeramente superiores en mujeres que en hombres (54,4 % frente a 53,4 %), y se ha producido una mejora especialmente entre pacientes más jóvenes, "debida probablemente a cambios positivos en el tratamiento".

Resultados preliminares de estudios de alta resolución del cáncer colorrectal en los que participan Navarra, Tarragona y Granada "indican buenas prácticas clínicas en quimioterapia y administración de radioterapia coadyuvante, siendo Navarra una de las provincias donde esta práctica es más frecuente".

En ese contexto, se indica que "dado el impacto de este tipo de cáncer en España y, particularmente, en Navarra la implementación de programas de prevención y detección temprana podría ayudar a cambiar las tendencias de la incidencia".

Al respecto han apuntado que algunas comunidades como Cataluña, Valencia y Murcia, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea y del sistema nacional de salud, han introducido ya este tipo de programas, dirigidos a la población de entre 50 y 69 años.

Mientras que en algunas regiones del mundo desarrolladas la incidencia del cáncer colorrectal ha decrecido (Australia, Reino Unido, Francia y Canadá), en otras se ha observado un aumento considerable, incluida España, donde la incidencia desde mediados de los años 70 ha aumentado, especialmente en hombres.

"Esta diferencia entre géneros -señala el estudio- podría atribuirse a variaciones en ingesta de alcohol, consumo de fruta y verdura, actividad física, obesidad, consumo de tabaco e historia familiar de cáncer colorrectal".

Con todo, el consumo de frutas y vegetales es uno de los aspectos más firmemente relacionados con los factores de protección frente al cáncer.

En el mundo, el cáncer colorrectal es el cuarto más común en hombres y el tercero en mujeres. En España, es el segundo más frecuente en mujeres, después del cáncer de mama. En varones, se considera el segundo o tercero, después del cáncer de pulmón y de próstata. Pasados los cincuenta años, la edad se convierte en un factor de riesgo, ya que a partir de esa cifra el riesgo aumenta de 1,5 a 2 veces cada diez años.