Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:00

El Hospital de Denia vuelve a la gestión pública

Puig ha admitido que una de las vías de acceso sería la adquisición de las acciones que la aseguradora tiene

Martes, 29 de marzo de 2016, a las 14:42
Redacción. Valencia
El presidente de la Generalitat de Valencia, Ximo Puig, ha anunciado que espera que en abril se inicien las negociaciones para conseguir “en un plazo razonable” la reversión al sector público del departamento de salud de La Marina Alta, que gestiona Marina Salud y que incluye el hospital de Dénia.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat de Valencia.

Puig ha explicado que ha pedido a los consejeros de Sanidad y de Hacienda que inicien las conversaciones con la empresa DKV para conseguir esa reversión, algo que es “absolutamente necesario” y debe hacerse “garantizando el interés general de los valencianos”, porque no se pueden “despilfarrar” recursos que no se tienen.

Puig ha explicado que la voluntad del Consell es que ese departamento de salud sea el primero en revertir la gestión al sistema público, pues “es donde se ha evidenciado más que el sistema de la privatización no ha funcionado” y existe “un sentir muy mayoritario” en la población y en las instituciones locales en ese sentido. “Es una cuestión que debe abordarse con la mayor urgencia”, ha aseverado el presidente, quien ha añadido que todavía no hay fecha para iniciar esas negociaciones, pero se producirán en las próximas semanas, y en cualquier caso en el mes de abril.

Ximo Puig ha admitido que una de las vías de acceso sería la adquisición de las acciones de DKV en la sociedad Marina Salud, si bien se trata de “una de las posibilidades” de las varias que existen, como una expropiación, pero no es de lo que está hablando. “Hablo de que se abran las negociaciones, porque nos gustaría que pudiera haber una fórmula razonable y además financiable por la Generalitat, que en estos momentos no tiene los recursos suficientes para producir directamente la reversión”, ha destacado.

Asimismo, ha insistido en que hay que abrir ya formalmente esa negociación, porque es necesario rehabilitar todo el servicio público de salud en la comarca de La Marina, pero ha resaltado que el “grave problema” que “encalla” la voluntad del Consell de que en toda la comunidad haya un modelo de salud público es la financiación.

DKV, por su parte, ha declinado informar sobre el estado de estas reuniones y no han emitido ningún tipo de comunicado oficial al respecto, según ha podido saber Redacción Médica.

La región no está en contra de la privada

Puig ha destacado que esto no quiere decir que el Consell esté “en contra de la salud privada”, pues tiene que haber un sector público y uno privado, pero la Generalitat debe garantizar que todos los ciudadanos sean “iguales ante la enfermedad, y nadie sea tratado de manera diferente”.

Por ello, ha mostrado su deseo de que “lo más pronto posible se puedan hacer las inversiones necesarias, porque hay un déficit de infraestructuras” en La Marina, una comarca que cada vez tiene que atender a más personas que vienen de fuera, pese a no estar empadronadas allí. “Todo eso genera también una deuda que el Estado no nos paga y que tiene una derivada: conseguir una financiación justa para los valencianos”, ha finalizado el presidente.

ENLACES RELACIONADOS:

Montón baraja tres fórmulas para gestionar Alzira (25/01/16)