21 nov 2018 | Actualizado: 21:20

La Fundación Jiménez Díaz comienza a tratar con ‘muelles’ el enfisema pulmonar

La intervención solo se realiza en otros tres países europeos: Alemania, Francia e Italia

Lunes, 27 de enero de 2014, a las 13:34

Carlos Cristóbal / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
La Fundación Jiménez Díaz ha incorporado el uso de ‘Coils’ o muelles para el tratamiento del enfisema pulmonar severo. Esta nueva técnica, cuya principal característica es la de no requerir cirugía, por ahora ha sido llevada a cabo con éxito en dos ocasiones pero podría beneficiar a entre 30.000 y 40.000 pacientes aquejados de esta enfermedad.

Javier Flandes, responsable de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz.

“Se trata de una técnica novedosa que esperamos se pueda ir extendiendo a más centros de nuestra geografía”, ha apuntado el responsable de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz, Javier Flandes, que sin embargo ha querido especificar que para hacer frente a este tipo de tratamiento se requieren unidades “de alto grado de complejidad”. Según ha declarado, el Hospital de La Fe, en Valencia, es uno de los mejor colocados para iniciarse en este campo.

La técnica consiste en la reducción del volumen pulmonar residual en más de un litro a través de la implantación de los muelles en los bronquios, evitando de esta manera el consiguiente sobreesfuerzo que a su vez produce la fatiga en el paciente. Al no requerir cirugía la intervención, que se realiza con anestesia general o sedación profunda y tiene una duración inferior a una hora, permite una recuperación más rápida.

El dispositivo es similar a un muelle de entre 10 y 5 centímetros de largo, y está elaborado de una aleación de níquel y titanio. La colocación del dispositivo en el pulmón se realiza mediante un broncoscopio, cuya forma no se ve alterada y que no impide la realización, por ejemplo, de resonancias magnéticas.

Entre las ventajas del dispositivo, que por el momento solo se ha utilizado en cuatro países de Europa (Alemania, Francia, Italia y España), se encuentra el hecho de que no exista la posibilidad de rechazo por parte del organismo. Aún así, y según ha señalado Flandes, se trata de un “tratamiento reversible”, debido a que pueden retirarse durante los primeros 30 días. Esta medida no se toma, sin embargo, salvo en casos de mal posicionamiento del muelle que pueda causar problemas tan graves como un neumotórax.

Ligada al tabaquismo

El enfisema consiste en la excesiva hinchazón de los alveolos, lo que provoca una disminución de la función respiratoria. “Provoca que el pulmón sea menos elástico, por lo que el tejido queda distendido”, ha explicado el jefe de la Unidad de Broncoscopia Intervencionista de la Jiménez Díaz sobre una enfermedad “asociada principalmente al tabaquismo continuado” y que supone una manifestación de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC). “Con la implantación de estos muelles en el pulmón se consigue una mejora importante de la calidad de vida del paciente”, ha añadido.