Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:00

La físico-química del colirio acapara el futuro de la farmacoterapia ocular

El Académico de Número Santiago Andrés pronuncia una conferencia con esa conclusión

Miércoles, 19 de febrero de 2014, a las 17:15

Redacción. Zaragoza
El pasado 18 de febrero, la histórica farmacia del Hospital Real Nuestra Señora de Gracia en la capital aragonesa, acogió el acto de inauguración del curso 2014 de la Academia de Farmacia Reino de Aragón. Presidió el acto el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, José Francisco Sancho. El Académico de Número Santiago Andrés, vicepresidente fundador de la institución, leyó la conferencia inaugural titulada “Farmacoterapia ocular: presente y futuro”.

Al acto asistieron, entre otros, el presidente de la Real Academia de Cataluña, José María Ventura; el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza, Ramón Jordán; la presidenta del Colegio de Médicos, Concepción Ferrer; el vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos de Teruel, Mariano Giménez; y el presidente de la Academia de Jurisprudencia de Aragón, Eduardo Montull.

El secretario de la Academia, Ignacio Andrés; el director general de Salud Pública, José Francisco Sancho; y el vicepresidente de la Academia, Santiago  Andrés.

Uno de los protagonistas del curso 2014 será el investigador zaragozano, José María Ordovás, uno de los especialistas más importantes en Nutrigenética y Nutrigenómica y actual director del Laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts (Boston, Estados Unidos). Ordovás será el próximo académico de honor.

En su discurso, el académico Andrés destacó que las líneas prioritarias de investigación en farmacoterapia ocular continúan centradas en el conocimiento de las principales características físico-químicas de los fármacos oftálmicos, para mejorar su biocompatibilidad con el fluido lagrimal y, a su vez, facilitar la liberación de fármacos oculares a través de liposomas, micropartículas y, sobre todo, nanopartículas, que permitirán el acceso al polo posterior del ojo y la liberación prolongada del principio activo.

Entre las ventajas de las nanopartículas, Andrés señaló su estabilidad y la posibilidad de asociar diferentes tipos de fármacos tales como antiinflamatorios, antibióticos, antivíricos, antiglaucomatosos, inmunosupresores, etc. La formación  de un fármaco en nanopartículas lo protege de su posible inactivación por los enzimas presentes en la lágrima, a la vez que facilita su absorción transcorneal prolongando su estancia en el área precorneal.

Una farmacia-museo

El acto se celebró en la farmacia del Hospital Real Nuestra Señora de Gracia (Hospital Provincial). Además del mobiliario original, los fondos de la farmacia están compuestos por un importante botamen, colección de frascos, instrumentos, libros y material de los siglos XIX y comienzos del XX. También incluye la antigua farmacia de los hermanos Ríos trasladada al Servicio de Farmacia del Hospital en el año 1992.

Ambas farmacias componen un conjunto de gran valor histórico-artístico. Para preservarlo y abrirlo al público en general, tanto la Academia como el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza han iniciado contactos con la consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Zaragoza para convertirlo en el futuro Museo de la Farmacia y sede permanente de la Academia de Farmacia “Reino de Aragón”.

Academia de Farmacia “Reino de Aragón”          

Creada en el año 2008, el objetivo de la Academia de Farmacia Reino de Aragón es fomentar las disciplinas farmacéuticas en Aragón y acercar a la sociedad los avances en este sector, la academia está compuesta por un total de 17 miembros, 11 académicos de número y 6 académicos correspondientes. Preside la Academia, el rector de la Universidad de Zaragoza y presidente de la Conferencia de Rectores Universitarios de España, Manuel López Pérez.