Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Jueves, 22 de mayo de 2014, a las 11:20
Redacción. Palma
El Instituto de Política Familiar de Baleares (IPFB) ha destacado que después del aumento de un 153 por ciento de las ventas de la píldora del día después en Baleares entre los años 2008 y 2009, se ha producido una disminución del 38,7 por ciento en su dispensación entre el 2010 y 2013.

Agustín Buades, delegado del IPFB.

Según ha destacado, con datos provenientes de la Consejería de Salud, desde el 2010 hasta el año pasado el número de unidades de la píldora del día después distribuidas en hospitales y farmacias se ha reducido casi a la mitad, de forma que si en 2010 fueron 24.333, en 2013 descendió a 14.903.

En este sentido, desde IPFB destacan que "después de campañas de todo tipo para facilitar el uso de esta píldora", los médicos que atienden a los jóvenes que van a pedir la píldora gratuita a los centros de salud constatan que "lo que falta no es información, sino formación".

Según señala el IPFB, la recomendación de este fármaco suele hacerse "con información errónea sobre sus efectos abortivos". En esta línea, el IPFB recuerda que ha contribuido a la formación sobre la utilización de esta píldora, ayudando con expertos a redactar el nuevo folleto sobre la píldora que "ha mejorado" y sustituido el ya existente, editado por el anterior Govern.

Este nuevo folleto recoge las indicaciones de la Agencia Española del Medicamento, la inexistencia de datos sobre efectos secundarios en adolescentes menores de 16 años por falta de investigación y la no recomendación de su utilización en menores, la explicación completa de cómo actúa, la explicación científica de los posibles efectos secundarios y la recomendación de acudir a la prescripción médica.