Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Diputación de Vizcaya presenta un proyecto de autonomía en el hogar para autistas

Se promueve el uso de las nuevas tecnologías entre los enfermos

Miércoles, 05 de diciembre de 2012, a las 17:48

Redacción. Bilbao
La Diputación,  la Asociación de Padres de Afectados de Autismo y otros Trastornos del Espectro Autista de Vizcaya (APNABI), y la Red Innova Sarea de Obra Social BBK han puesto en marcha el proyecto ‘Vida Independiente en el Hogar’. Una iniciativa pionera en su campo que pretende promover la autonomía de las personas con autismo a través de las nuevas tecnologías.

José Luis Bilbao, diputado general de Vizcaya.

Este proyecto se inició hace seis meses en el piso de vida semi-independiente, y convenida con la Diputación Foral de Vizcaya, que abrió APNABI en Erandio en julio de 2011. La Diputación mantiene así su compromiso con las personas más vulnerables. En este caso, la colaboración público-privada ha posibilitado dar un paso más hacia la autonomía de las personas con discapacidad.

Durante este tiempo se ha realizado un diagnóstico personalizado de las necesidades de apoyo de cada una de las personas que participan en este proyecto para la identificación de soluciones tecnológicas individualizadas.

Con la colaboración de la Red Innova Sarea de Obra Social BBK, que aporta 60.000 € para la adquisición de estos recursos y el estudio de la implantación de los mismos desde una metodología living-lab, se ha dotado a la vivienda con un sistema de huella dactilar para la entrada y salida de casa, que evita el sistema de cerradura tradicional, códigos QR para el almacenamiento y comunicación de videos tutoriales, uso de aplicaciones colaborativas y de comunicación.

Además, cuenta con sensores de movimiento vinculados a necesidades concretas y la aplicación de un software de fácil manejo para crear páginas multimedia simples y fáciles de entender y utilizar que permiten trabajar desde ellas en la Planificación centrada en la persona, paradigma que está siendo impulsado por gran parte del movimiento asociativo y por la propia Diputación Foral de Vizcaya en las políticas y recursos de nueva implantación.

Aunque el proyecto se encuentra fase de ensayo y aún es pronto para tener conclusiones, APNABI ha recogido sensaciones positivas tanto por parte de las personas residentes como por el equipo profesional que las atiende y ya cuentan con parámetros objetivos, como una reducción significativa del número de llamadas telefónicas a sus monitores.

Para constatar algunos de estos avances, las propias residentes en el piso han elaborado un video, en colaboración con sus monitores, que se ha presentado esta mañana a los medios de comunicación. En dicho reportaje se les ve manejando estas nuevas herramientas, tanto dentro de su hogar como en la calle, adaptándose a un entorno cada vez más tecnológico y evitando una nueva barrera en su día a día.