Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 08:25

La demanda de trabajo en la farmacia regional, en su nivel más bajo desde 2011

La Bolsa de Empleo del Colegio registra en enero 203 solicitantes menos que en diciembre

Jueves, 08 de enero de 2015, a las 13:18
Redacción. Madrid
El servicio de Bolsa de Empleo del Colegio de Farmacéuticos de Madrid registra en enero el nivel más bajo de demandas de trabajo de los últimos tres años. En total, se contabilizan 640 personas adscritas a la Bolsa de Empleo, a fecha de 7 de enero. Son 203 profesionales menos que en diciembre y 149 menos que el mismo mes que el año anterior.

Luis González, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid.

De las demandas de empleo registradas en enero, 269 corresponden a solicitudes de farmacéuticos, 96 se trata de auxiliares, 172 son técnicos y 103 son altas de estudiantes de Farmacia. Destaca la caída en el número de peticiones de farmacéuticos en enero, con casi un centenar menos de demandas respecto al pasado mes de diciembre.

Desde septiembre de 2011, cuando había 498 personas inscritas, no se registra un número tan bajo de solicitudes, lo que puede ser indicativo de la recuperación de empleo por parte de las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid.

La Bolsa de Empleo colegial es un servicio autogestionable por parte de los demandantes de empleo, que permite darse de alta, con el fin de que los interesados seleccionen a los candidatos que mejor se ajustan a su oferta de trabajo.

Desde el Colegio se está trabajando en facilitar la presentación y gestión de currículums de los demandantes, así como en canalizar de forma ágil y rápida las ofertas laborales de oficinas de farmacia, industria o Administración, con el fin de reducir el desempleo entre la profesión que afecta, sobre todo, a los farmacéuticos más jóvenes.

Con el objetivo de dinamizar el empleo en el sector, la entidad colegial ha impulsado la revisión de los criterios de valoración de la experiencia profesional y académica para acceder a las nuevas oficinas de farmacia o la modificación de la Ley 19/1998, de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Comunidad de Madrid para permitir que los farmacéuticos que ejercen como adjuntos en las oficinas de farmacia puedan compatibilizar su trabajo a tiempo parcial en más de una farmacia, entre otras iniciativas.