17 nov 2018 | Actualizado: 19:00

La consejería alivia el colapso asistencial de Son Espases

Abre una unidad de hospitalización con 25 camas

Miércoles, 15 de febrero de 2012, a las 18:11

Redacción. Palma de Mallorca
Tras la preocupación mostrada por el personal del Hospital Son Espases y sindicatos ante el pico de asistencia de los últimos días, el Ib-Salud ha decidido abrir una unidad de hospitalización del centro aportando 25 camas más al mismo. Por otro lado, la consejería solucionará lo antes posible la dimisión del Jefe del Servicio de Urgencias.

A primera hora de la mañana de ayer, medio centenar de médicos, enfermeros y celadores del Área de Urgencias del Hospital Son Espases se concentraron en el centro ara denunciar el "colapso" de enfermos en los últimos días, cuando, según denunció el sindicato de Enfermería Satse, "muchos pacientes se encontraban tumbados en camillas en los pasillos ante la falta de camas".

La rápida actuación del Ib-Salut han calmado los ánimos entre el personal y los sindicatos al abrise una unidad de hospitalización con 25 camas destinadas a pacientes de medicina interna, así como con personas mayores y pacientes con enfermedades respiratorias. Una vez reinstaurada la normalidad, desde el Ib-Salut han informado de que aún continúa la búsqueda de un sustituto para ocupar el puesto de jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Son Espases, después de que Juan Vidal presentara este lunes su dimisión y fuera aceptada por el gerente del centro hospitalario.

El sindicato médico demanda rehabilitar el antiguo Son Dureta

El presidente del sindicato, Isidro Torres.

El presidente del Sindicato Médico, Isidro Torres, ha dicho que esta situación ha generado un "colapso tremendo" y, por tanto, una "tensión, estrés y agotamiento" del personal facultativo del servicio de guardia en Urgencias al no poder atender con la "suficiente calidad" a todos los pacientes que van llegando, lo que genera "demoras de hasta seis o siete horas". "Tenemos verdadero miedo a que pueda surgir un conflicto con los enfermos que esperan muchas horas y que no se les pueda atender correctamente", ha aseverado Torres, quien ha recalcado que si no se hubiesen abierto las 25 camas, el "colapso hubiera sido apoteósico". En su opinión, esta misma semana ya tendrían que haber estado preparadas más camas tanto en Son Espases, como en el resto de hospitales donde hay plantas cerradas, al tiempo que, en su opinión, se tendría que haber contratado a más personal. Además, ha defendido que se debería habilitar el antiguo Hospital de Son Dureta para acoger a los enfermos crónicos que no precisen una atención urgente, de forma que "habría que tomar conciencia de los medios que disponemos para ver si fuera posible darles una salida", teniendo en cuenta que "no se derivan pacientes a las clínicas privadas, debido a los recortes, lo que lo notan de manera tremenda los hospitales públicos".