10 dic 2018 | Actualizado: 12:00

La Comisión de Salud aprueba que el catalán sea un mérito y deje de ser requisito

Aprueba una proposición no de ley con los votos en contra del PSOE y PSM-IV-Entesa

mié 21 septiembre 2011. 22.06H

Catalina Palau, diputada del PP.

Redacción. Mallorca
La Comisión de Salud ha dado luz verde esta tarde a una Proposición No de Ley (PNL) que pretende instar al Gobierno balear a que el catalán sea un mérito y, por tanto, deje de ser un requisito en la sanidad pública de la Comunidad Autónoma.
La PNL ha sido aprobada en la sala verde del Parlamento autonómico con los nueve votos a favor de los diputados del Grupo Popular, cuatro en contra de los del Grupo Socialista y uno en contra del parlamentario del PSM-IV-Entesa.

La diputada del Grupo Popular, Catalina Palau, ha indicado que es importante recuperar el “sentido común”, acabar con los “disparates” y no seguir con “imposiciones anómalas”, a la vez que ha señalado que la administración debe tener claras las prioridades ya que “al paciente no le interesa en qué idioma se le dirige un profesional de la sanidad”.

Palau ha considerado que dadas las “dificultades históricas” que ha padecido el sector sanitario de Baleares para contar con profesionales especialistas en determinados ámbitos sanitarios y, sobre todo, para ocupar plazas en los centros de Menorca, Ibiza y Formentera, “por los efectos de la doble insularidad, se debe considerar el conocimiento del catalán como un mérito y no una obligatoriedad marcada por el Gobierno balear”.

Palau ha preguntado al grupo socialista si la norma sanitaria aprobada por el anterior ejecutivo fue para poner “trabas” al acceso a las plazas públicas y así reducir costes en contrataciones de facultativos o personal sanitario.

Vicenç Thomàs, diputado del PSOE.

En este sentido, el diputado socialista y exconsejero de Salud, Viçenc Thomàs, ha recordado que en 2009 se sacaron a oposición unas 2.000 plazas en materia sanitaria, a las que se han presentado un total de 13.000 profesionales de toda España, por lo que se cubrió “con creces” la oferta en todas las categorías profesionales que se publicaron.

Thomàs ha indicado que esta normativa establecía la “necesidad de saber catalán, no para optar a la plaza, sino para conseguir en un plazo de dos años los requisitos de idiomas correspondientes, al tiempo que ha concretado que se trataba de unos requisitos de idioma menores a los exigidos en otros sectores, es decir, que en lugar de pedirles un nivel como el C, se les pedía el B”.

Iniciativa “llena de falsedades”

Así, Thomàs le ha reprochado al PP que no se puede dar apoyo a una iniciativa que está “llena de falsedades”, porque el decreto del catalán “no impide a nadie optar a una plaza y porque no parece que los profesionales hayan dejado de presentarse a las oposiciones por el catalán, ni porque tampoco consta que en dos años y medio haya marchado ningún médico por este motivo”, ha argumentado al respecto.

Convertir el Hospital Verge del Toro en centro sociosanitario

Por otra parte, todos los grupos parlamentarios han acordado por unanimidad y mediante una Proposición No de Ley instar al Gobierno autonómico a convertir el antiguo hospital Verge del Toro de Maó (Menorca) en centro sociosanitario.