Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Lunes, 30 de diciembre de 2013, a las 15:48

Redacción. Zaragoza
La Clínica Montpellier de Zaragoza está preparada para la realización de la prueba P300, ya que dispone del equipo de neurofisiología necesario, según ha detallado el responsable de la Unidad de Trastornos Neorufuncionales de la Clínica, José Ramón Valdizán.

José R. Valdizán.

El neurólogo y neurofisiólogo clínico ha sido el perito judicial de una investigación criminal en curso, que ha supuesto la primera utilización en España de una prueba de diagnóstico cerebral en busca de la huella neuronal: un potencial evocado cognitivo (P300).

El Potencial evocado cognitivo (P300) ya se venía empleando hace 20 años en consultas para pacientes con TDAH y autismo. Se trata de una onda que explora el almacenamiento de información, ha señalado la Clínica Montpellier en una nota de prensa.

Por lo tanto, ha señalado Valdizán, “si una persona no tiene esa información la onda no aparece o tiene muy poca amplitud. Y así, el incremento de la altura de onda señala que existe esa huella almacenada en el cerebro”.

José Ramón Valdizán ha recordado que desde 1999 Farwel lo ha utilizado en EEUU para las Agencias de Investigación (CIA y FBI) en casos graves, con una eficiencia del 99 por ciento, y en el Pubmed existen más de 4.050 referencias bibliográficas, lo que demuestra que se trata de un potencial “sobre el que se ha venido trabajando mucho”.

En España, su empleo en el caso de una investigación judicial ha sido posible tras conocimiento de una psicóloga forense que lo trasladó a la justicia y a la policía judicial. Tras varios ensayos, a lo largo de ocho meses, se decidió seguir adelante y José Ramón Valdizán ha sido el perito judicial en este caso.