Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50

La botica sevillana da pasos hacia la atención farmacéutica especializada

Las oficinas de farmacia se encargarán de identificar, en su labor asistencial diaria, las necesidades de los pacientes de su entorno con enfermedades específicas

Viernes, 03 de julio de 2015, a las 16:40
Redacción. Sevilla
El Colegio de Farmacéuticos de Sevilla pone en marcha el ‘Proyecto Parhelio’, una iniciativa que promueve la colaboración de las oficinas de farmacia de Sevilla con asociaciones de pacientes de forma que se desarrollen redes de farmacias especializadas en la atención farmacéutica, apoyo y consejo a pacientes afectados por patologías concretas.

Manuel Pérez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla.

El primer paso de esta propuesta de atención personalizada ha dado su primer paso con la firma de un convenio de colaboración entre la propia Corporación farmacéutica sevillana y la Asociación FM Unión y Fuerza, que representa a pacientes de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica y a sus familiares, la primera que se suma a iniciativa pionera de la farmacia sevillana.

“La labor que desarrollamos los profesionales farmacéuticos, como cualquier otro sanitario, tiene principio y fin en el paciente. Por eso hemos creído esencial estrechar los lazos que ya manteníamos con los colectivos que representan a personas afectadas por patologías concretas a fin de conocer qué esperan de nosotros y de nuestras oficinas de farmacia”, ha explicado Manuel Pérez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla.

De la mano de este programa, las oficinas de farmacia se encargarán de identificar, en su labor asistencial diaria, las necesidades de los pacientes de su entorno. De este modo, en aquellos casos en los que el profesional sea consciente de que son usuarios habituales de su botica pacientes de una determinada dolencia, o que la prevalencia de alguna de ella es superior a la media, solicitará acogerse a Parhelio.

El Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, en colaboración con los colectivos que representen a dichos pacientes, ofrecerá formación específica sobre farmacoterapia y fisiopatología de esas enfermedades a fin de que los farmacéuticos interesados puedan llevar a cabo una supervisión, control y educación más completa de la misma a las personas afectadas.

“Hoy hemos dado el primer paso junto a pacientes de fibromialgia y fatiga crónica, pero nuestra intención es continuar avanzando y estrechar los lazos de colaboración con personas afectadas por patologías mentales, renales u oncológicas, entre otras muchas, de modo que la red de oficinas de farmacia de la provincia de Sevilla, constituida por más de 860 boticas, ofrezca un trato cada vez más personalizado y cercano que favorezca que los pacientes puedan disfrutar, en resumen, de una mayor calidad de vida”, concluyó el presidente de los farmacéuticos sevillanos.