Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Jueves, 15 de enero de 2015, a las 18:10
Redacción. Mérida
El Hospital de Mérida ha extendido la atención de la Unidad de Hemodinámica a pacientes de la zona Don Benito-Villanueva de la Serena a fin de “evitar” su desplazamiento al Hospital de Badajoz, en el que, hasta la fecha, recibían dicha atención.

Tras la incorporación de un profesional “fijo” en julio de 2014, la sala ha ampliado el número de días de apertura, pasando de los tres semanales hasta los cinco en horario de 8,00 horas a 15,30 horas, y expande, de esta forma, “su cartera de servicios”, según ha informado el consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón.

Con un total de ocho profesionales, la Unidad de Hemodinámica del Hospital de Mérida ha duplicado la media de cateterismos que realiza a lo largo de un año, pasando de los 500 a los 1.000. De hecho, en el segundo semestre del año de 2014, y tras el “refuerzo” en recursos humanos y técnicos, el número total de intervenciones han sido de 509, de ellas, 300 son pacientes de Mérida y las restantes pertenecen al área de Don Benito-Villanueva.

Las nuevas medidas dejan otros datos “positivos” como la reducción a “cero” de la lista de espera, al igual que la estancia media hospitalaria de los pacientes, que ha pasado de los dos días en el “cien por cien” de los casos a que un 67,4 por ciento “abandone el hospital el mismo día de la intervención”.

Así lo ha resaltado Hernández Carrón en rueda de prensa durante la presentación este jueves del balance tras los cambios realizados en dicha unidad, en la que ha estado acompañado por el gerente del área de Mérida, Gustavo Tomás Vega y el jefe de servicio de Cardiología del Hospital, Domingo Marzal.