Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La acreditación de centros sanitarios se amplía hasta diciembre de 2014

Debido a la complejidad técnica del procedimiento para implantar determinados estándares de calidad

Miércoles, 10 de julio de 2013, a las 11:59

Redacción. Mallorca
La Consejería de Salud ampliará el plazo para la obtención de la acreditación de los centros sanitarios de Baleares hasta el 31 de diciembre de 2014, debido a la complejidad técnica de este procedimiento, que implica la implantación de determinados estándares sanitarios de calidad, así como en respuesta a las peticiones de la asociación representativa de la sanidad privada de las islas, representada en la Comisión Autonómica de Acreditación de Centros Sanitarios de Baleares.

Luis Rafael Santiso, director general de Salud Pública.

Tal y como ha explicado la Dirección General de Salud Pública y Consumo en un comunicado, la Consejería está elaborando una modificación del Decreto 46/2012 por el que se regula el marco de calidad de los centros, servicios y establecimientos sanitarios, se crea la anterior Comisión Autonómica y se aprueba el programa de acreditación de hospitales.

En concreto, la modificación del Decreto ampliará hasta el 31 de diciembre de 2014 el plazo por obtener la acreditación sanitaria de nivel 1, tanto para los hospitales públicos como para los hospitales privados que pretendan formalizar conciertos con el Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut).

Hasta esta fecha se podrán mantener los conciertos existentes o formalizar de nuevo sin la exigencia de este requisito, si bien contará como mérito en los concursos la obtención de esta acreditación antes de que acabe este periodo.

El Decreto 46/2012 establece los estándares mínimos de calidad para los centros sanitarios públicos y para los centros sanitarios que quieran concertar una actividad con el Ib-Salut. La finalidad es regular el procedimiento formal de acreditación sanitaria de los centros sanitarios en Baleares a fin de certificar y garantizar a los ciudadanos unos niveles adecuados de calidad y seguridad en las prestaciones sanitarias.