Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:50
Lunes, 17 de junio de 2013, a las 14:22

Redacción / Imagen: Adrián Conde / Miguel Ángel Escobar. Córdoba
La ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha inaugurado la cuarta edición del Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad que se ha celebrado en Córdoba, organizado por Sanitaria 2000, y con la colaboración de Chiesi y Novartis.

Mesa inaugural del IV Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad, presidida por la ministra Ana Mato. Desde la izquierda, elsenador Jesús Aguirre, presidente del comité organizador del Encuentro; José ANtonio Nieto, alcalde de Córdoba; Isabel Baena, delegada de Salud y Bienestar Social de Córdoba; y José María Pino, presidente de Sanitaria 2000.

Ante un centenar de parlamentarios procedentes de diversas autonomías y de las dos Cámaras nacionales, Mato ha pedido a los legisladores de todos los grupos “un esfuerzo” para alejar del debate partidista, “que no del debate político”, las cuestiones que afectan a la Sanidad y a los Servicios Sociales, “dos de los puntales más importantes” del Estado del Bienestar, al tiempo que ha justificado su política reformista en el reto de “legar a las generaciones futuras un sistema sanitario renovado, eficiente y sostenible”.

El trabajo para el SNS del futuro.

La sanidad, fuera de la contienda partidista.

El “interés común por proteger el Sistema Nacional de Salud” es, para la ministra de Sanidad, “el lazo común que nos une a todos” (en referencia a los parlamentarios).  Ha admitido que liderar la política sanitaria “es uno de los retos más complejos para un responsable político, ya sea desde el Gobierno o la oposición”. En esta línea de consenso, Ana Mato ha insistido en el reto de lograr un pacto sociosanitario “para garantizar los servicios públicos y el acceso a los mismos en igualdad de condiciones”.

La titular de la sanidad nacional ha detallado algunos de los pilares de la reforma sanitaria emprendida a través del Real Decreto 16/2012. Partiendo de un “momento económico muy difícil”, Ana Mato ha resaltado los acuerdos alcanzados en el Consejo Interterritorial y el Territorial de Servicios Sociales y Dependencia, así como los convenios firmados con los profesionales médicos y enfermeros. También se ha referido a medidas controvertidas, como el copago farmacéutico, para anunciar que 853.000 desempleados y sus familias se han beneficiado de la obtención gratuita de los fármacos. Además de los acuerdos ya conseguidos, la ministra ha admitido que “para concluir con éxito la reforma sanitaria, son necesarias grandes dosis de consenso”. “Todos debemos participar en este proyecto, porque todos los puntos de vista aportan al debate”, ha destacado.

La ministra Ana Mato, junto a José María Pino. A la derecha, charla con la delegada de Salud y Bienestar Social, Isabel Baena.

En la inauguración del encuentro también han participado el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, quien ha resaltado la importancia de una reunión de parlamentarios “con una óptica distinta, en un ámbito distinto” a las Cámaras. José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, ha instado a “no someter a generalizaciones injustas” a  la acción política, que sufre una época de descrédito ante la opinión ciudadana. “El trabajo diario de diputados y senadores se traduce en normas sin cuyo alcance no se entendería el SNS”, ha recalcado el presidente de Sanitaria 2000, a la vez que reafirmado el interés de este grupo editorial por la figura del parlamentario, a la que el grupo editorial dedica una publicación específica. Por otro lado, ha destacado la labor de la ministra Ana Mato recalcando “el rigor” de sus ajustes presupuestarios que, en su opinión, ha salvado del "colapso" al SNS.

Por su parte, el portavoz de Sanidad del PP en el Senado, Jesús Aguirre, ha expresado su satisfacción porque el encuentro se celebre en su ciudad natal y por la interesante estructura del mismo, desde las perspectivas científica, “humana” y cultural.

También ha intervenido en la inauguración Isabel Baena, delegada de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía en Córdoba, quien ha admitido la imagen “denostada” que la política sufre en la actualidad, si bien ha resaltado que esta precisamente “ha hecho posibles grandes avances para la sociedad actual”. Se ha referido Baena a la preocupación ciudadana en cuanto a la sanidad para acabar haciendo una reflexión sobre el impacto del Real Decreto 16/2012 y la diferencia de matices entre la gestión sanitaria estatal y la andaluza. Esta última, tal y como ha explicado, no ha excluido a los inmigrantes ilegales de la cobertura sanitaria. Por otro lado, se ha referido a la “controversia pública” ante la introducción de la iniciativa privada (en alusión a la Comunidad de Madrid) para enfatizar que “no es cierto” que la colaboración público-privada experimentada por la Junta andaluza sea similar “a otras autonomías”. “En Andalucía jamás ha habido un concurso público para poner en manos privadas la gestión de un hospital público. El sistema sanitario público andaluz es de los más eficientes de España”, ha recalcado.

José Martínez Olmos, portavoz de Sanidad del Grupo Socialista en el Congreso, junto a Roberto Sabrido, exconsejero de Sanidad de Castilla-La Mancha. A continuación, Gaspar Llamazares, portavoz de Sanidad de la Izquierda Plural en el Congreso.

Carlos Fages, regional access manager de Novartis; la directora de Relaciones Institucionales de Novartis, Concha Marzo; y el presidente de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso, Mario Mingo.

Óscar López, director de Publicaciones del grupo editorial Sanitaria 2000; Carmelo Barrio, presidente de la Comisión de Sanidad del País Vasco; y Jon Aiartza, diputado del PNV por Vizcaya en el Parlamento Vasco

Pedro Jarque, gerente de Relaciones Institucionales de  Chiesi; Carmen Basolas, directora de Relaciones Institucionales del mismo laboratorio; Luis Rosado, exconsejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana; y José María Pino, presidente del grupo editorial Sanitaria 2000, organizador del Encuentro.

Miembros del Grupo Popular en la Asamblea Regional de Murcia. De izquierda a derecha: Catalina Lorenzo; Severa González; José Antonio Sánchez-Castañal; y María Francisca Cabrera.

La portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso, Conxita Tarruella, compartiendo conversación con el equipo de Relaciones Institucionales de Chiesi. De izquierda a derecha: Paco del Moral, Dolors Querol y Paco Martínez.

En la primera imagen, los senadores José Antonio Rubio Mielgo (Grupo Popular), José María Cazalis (Grupo Vasco) y María de los Ángeles Ortega (Grupo Popular). A continuación, Víctor Manuel Casco, diputado de Izquierda Unida en el Parlamento de Extremadura, flanqueado por las diputadas Francisca Rosa Romero y Felisa Cepeda.

El Parlamento vasco ha contado con una amplia representación. En la imagen, Carmelo Barrio, presidente de la Comisión de Sanidad, junto a Jon Aiartza; Laura Garrido; Blanca Roncal; Julen Areizaga y Txaro Sarasua.

El portavoz de Sanidad del Grupo Popular en el Senado y presidente del comité organizador del Encuentro, Jesús Aguirre, junto a Francisco Peinado, del Colegio Oficial de Farmacéuticos (COF) de Huelva (izq.), y Rafael Casaña y Josefina Redondo,
ambos del COF de Córdoba.

De izquierda a derecha, el presidente del Colegio de Médicos de Jaén, Emilio García de la Torre . Le acompañan Enrique Normand, portavoz de Sanidad de UPyD en la Asamblea de Madrid, y el secretario general de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero.

Carmen de Aragón, presidenta de la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Senado; junto al vicepresidente primero de la Comisión, Francisco José Fernández; la directora de Relaciones Institucionales de Novartis, Concha Marzo, y Carlos Fages, regional access manager del citado laboral.

Francisco Martínez Amo, presidente del Consejo Andaluz de Médicos, y del Colegio de Almería, junto al presidente del Colegio de Médicos de Córdoba, Manuel Montero. A la derecha, Marina Ordóñez,  jefa de la Oficina de Relaciones Externas y Protocolo del Gabinete del consejero de Salud de Cataluña, y el senador Pedro Manuel Hernández.


Mesa de debate. Nuevas formas de gestión: ¿discusión técnica o política?

El argumentario técnico y político en la discusión sobre fórmulas de gestión alternativas a la exclusivamente pública ha centrado un debate con dos protagonistas de excepción, los consejeros de Cataluña y la Comunidad de Madrid, Boi Ruiz y Javier Fernández-Lasquetty. Mientras que el primero ha instado a que la prioridad de las autoridades sea la atención al ciudadano y no el equilibrio presupuestario de los centros, el segundo ha tachado de “retrógada” la negativa a buscar modelos alternativos de gestión.

Boi Ruiz, consejero de Salud de Cataluña.

Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de Madrid.

El encargado de moderar en esta ocasión ha sido el exconsejero de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Luis Rosado, quien ha aludido al “rebrote de conflictividad en la relación público-privada” que se vive en el país. Antes de dar paso a los tertulianos, Rosado ha rememorado cómo otros países de la Unión Europea tomaron la avanzadilla a la hora de modificar el modelo de gestión (Alemania, Holanda, Reino Unido…), por lo que siga existiendo dudas “en el siglo XXI” sobre la idoneidad de que el ámbito privado colabore con el público es, para Rosado, “abandonar el sentido común”.

Los consejeros de Cataluña y Madrid, Boi Ruiz y Javier Fernández-Lasquetty, junto al moderador del debate y exconsejero valenciano, Luis Rosado, y el vocal del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), Francisco Juan.

Lasquetty no entiende la cerrazón ante el cambio de gestión en Madrid

La pregunta planteada en el debate no ofrece dudas para el consejo de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty. “No es posible disociar la discusión política de la técnica, están entrelazadas y son igualmente válidas”. Matizando sobre el adjetivo “nuevas” para aludir las fórmulas de gestión con las que se identifica actualmente a la región madrileña, el consejero ha recordado que “llevamos más de 20 años utilizando modelos de gestión privada”. La razón que ha llevado a su equipo a decidir sobre la externalización sanitaria ha sido que “las reglas del régimen de la gestión pública no ofrece un marco adecuado de incentivos y hace que no podamos aprovechar al máximo el talento de los profesionales”. Y el primer paso para ella ha sido, según sus palabras, la libre elección de médico y hospital que se ponía en marcha hace tres años y por el que ha optado el 10 por ciento de los madrileños. Más crítico se ha mostrado Lasquetty a la hora de referirse a las críticas de la oposición. “Es puro conservadurismo. Los tiempos son difíciles y nadie quiere mover un dedo, esto es irresponsable y retrógrado. Reprocho la superioridad moral y el monopolio de los buenos sentimientos que se arroga la izquierda que imposibilitan el acuerdo, el pacto y el debate político racional e inteligible”. Su convencimiento se basa en los tres hospitales de gestión privatizada con los que cuenta la Comunidad de Madrid y que han demostrado, tal y como ha explicado, un aumento de la eficiencia, una calidad asistencial probada y menos gasto público.

Francisco Juan Ruiz, vocal del IDIS.

La prevención, la herramienta más eficaz para Boi Ruiz

Las políticas de salud que trasciendan el ámbito sanitario (educativo, vivienda…) son para el consejero de Salud de Cataluña, Boi Ruiz, un pilar fundamental a tener en cuenta por las autoridades sanitarias. Políticas transversales que giren en torno a la atención a los ciudadanos “y no a los equilibrios presupuestarios de los centros sanitarios. La gran preocupación de los consejeros es priorizar esto y no la preocupación de los ciudadanos”, ha lamentado. La ‘receta’ para salvaguadar el sistema sanitario pasaría para el consejero catalán por impulsar el papel de la Atención Primaria y su “interacción” (que “no coordinación”) con la Especializada, y “reestructurar la tecnología” con el objetivo añadido de “recuperar el poder adquisitivo de los profesionales”. Medidas que habrían de ser evaluadas comparativamente y que se apoyarían en un pacto político que en las últimas semanas ha empezado a andar en Cataluña.

Un SNS perdurable en el tiempo

También ha intervenido en la mesa Francisco Juan Ruiz, vocal del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), quien ha dibujado el escenario de la asistencia sanitaria en España para concluir, entre otras cuestiones, que el 53 por ciento de los hospitales son privados, de ahí que haya manifestado su sorpresa por la controversia que sufre en la actualidad la colaboración pública-privada.

Dualidad que, en su opinión, no debe centrar el foco de atención sino la importancia de “cambiar la gestión para que el Sistema Nacional de Salud sea perdurable en el tiempo”.

Protagonistas de la mesa de clausura de este IV Encuentro. De izquierda a derecha, Jesús Aguirre, senador por Córdoba, y presidente del Comité Organizador de la cita; Rafael Navas, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, empresa organizadora del Encuentro; y César Antón, director general del Imserso.


Cara a cara. Sostenibilidad del SNS. El Real Deecreto 16/2012, un año después. Aplicación y efectos

La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y la aplicación del RD 16/2012 ha sido motivo de debate en el ‘cara a cara’ del IV Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad. Moderados por Francisco Javier Elola, exdirector general de Aseguramiento y Planificación Sanitaria del Ministerio de Sanidad y Consumo, Manuel Cervera, diputado por Castellón del Grupo Popular, y José Martínez Olmos, diputado por Granada del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, han sido los encargados de dar la visión de las dos fuerzas políticas más votadas.

De izquierda a derecha: Manuel Cervera, diputado por Castellón del grupo popular del Congreso de los Diputados; Francisco Javier Elola, exdirector general de Aseguramiento y Planificación Sanitaria del Ministerio de Sanidad y Consumo; y José Martínez Olmos, diputado por Granada del grupo socialista en el Congreso de los Diputados.

Olmos ha explicado que “el RD 16/2012 ha sido un importante paso atrás en relación al aseguramiento”, mientras que Cervera ha señalado que esta medida ha sido la respuesta del Gobierno a “una situación general de quiebra económica” y la “única manera de hacer sostenible el sistema”. Según el diputado del PP, “esta decisión ha ofrecido resultados” y ha defendido que “no supone un problema de aseguramiento, ya que sigue siendo universal y con más garantías que antes”. Cervera ha indicado que “no ha habido un cambio ni de concepto, ni de modelo” y ha reiterado que “no hay ningún español que no tenga acceso”.

José Martínez Olmos, diputado por Granada del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados.

Manuel Cervera, diputado por Castellón del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, Martínez Olmos ha comentado que “sí hay personas que tienen dificultades, especialmente los inmigrantes en situación irregular”. Sobre las desigualdades a la hora de aplicar el RD en las diferentes comunidades, Cervera ha hecho hincapié en que “España es el país donde los irregulares tienen mayor protección sanitaria”, a lo que Olmos ha respondido que “eso no significa que tengan más derechos que antes”. El socialista ha expuesto que esta norma “no ha resuelto el problema de sostenibilidad”.

Manuel Cervera también ha incidido en que “cada comunidad autónoma tenía sus preferencias para hacer más llevadero su presupuesto y antes ejercitaban algo que no era real”. Olmos ha afirmado que existe el riesgo de que estas medidas “frenen la innovación en la cartera de servicios” y ha añadido que “hay muchos medicamentos pendientes de que sean incorporados porque no hay dinero”.

De izquierda a derecha, Boi Ruiz, consejero de Salud de Cataluña; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; y Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid.


El diputado popular ha expuesto que “ahora las comunidades tienen en cuenta el coste-beneficio de los medicamentos” y que  “la innovación en este momento es una evaluación técnica de lo que vale la pena, mediante una decisión coordinada”. Martínez Olmos ha asegurado que “una cosa es un problema puntual de la caída de ingresos y otra es decir que el sistema es insostenible”. 

Por eso, el socialista se ha mostrado partidario de “medir bien el impacto de cualquier tipo de incorporación”. Sin embargo, para Cervera “el sistema no era sostenible  y la crisis ha desbordado el vaso”.  Además, ha indicado que “hay problema de diagnóstico general que indica que hace falta tomar medidas que hagan realistas los presupuestos de las comunidades”. Cervera ha incidido que “ahora, ¿a dónde vas a pedir dinero? No podemos endeudarnos más y hay que gastar lo que tenemos”. Martínez Olmos entiende que “hay alternativas, gastando mejor, sin perjudicar la equidad” y ha deseado “una lealtad institucional y la creación de instrumentos de cohesión”.

 Txaro Sarasua, diputada del PSE en el Parlamento Vasco; Begoña García Retegui, portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea Regional de Murcia; y Teresa Rosique, responsable de Política Social del Grupo Parlamentario Socialista. A la derecha, José María Pino, presidente de Sanitaria 2000, y César Antón, directora general del Imserso.

Luis Ibáñez Gadea, diputado del PPV en las Cortes Valencianas; Carmen Blanco, concejala del PP del Ayuntamiento de Pozoblanco; Rafaela Obrero, parlamentaria andaluza del Partido Popular de Córdoba; y Miguel Moreno, director general de RRHH del Sescam.

Felisa Cepeda y Francisca Rosa Romero, diputadas autonómicas del Partido Popular en el Parlamento de Extremadura, junto a Ricardo López, director general de Sanitaria 2000. A la derecha, Manuel Pérez, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Sevilla, y Serafín Romero, secretario general de la Organización Médica Colegial.

Dolors Querol, Market Access y Medical Advisor Manager en Chiesi; Boi Ruiz, consejero de Salud de Cataluña; Carmen Basolas, directora de Relaciones Institucionales de Chiesi; Conxita Tarruella, portavoz de Sanidad del CiU en el Congreso de los Diputados; y Paco Martínez, gerente de Relaciones Institucionales en Cataluña de Chiesi.

De izquierda a derecha, Jon Aiartza, diputado por Vizcaya del PNV en el Parlamento Vasco; Blanca Roncal, parlamentaria del Grupo Socialistas Vascos; Carmen Acuña, diputada del PSdG en el Parlamento de Galicia; José María Alonso, diputado del PP por Cantabria en el Congreso de los Diputados.

Carmen de Aragón; Mario Mingo; el senador José Antonio Rubio Mielgo; y el senador Ricardo Canals, junto a su esposa.


Mesa de debate. Políticas sociosanitarias. Cómo concebirlas, cómo ejecutarlas

El IV Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad ha albergado un debate sobre la fórmula ideal de ejecución de las políticas sociosanitarias. Moderado por el director general del Imserso, César Antón, ha contado con aportaciones desde cámaras parlamentarias y la empresa privada. Por su parte, Antón ha resaltado “el reto de saltar de la coordinación a la atención sociosanitaria” mediante instrumentos clave como las enfermeras gestoras de casos, las comisiones de seguimiento, y la puesta en común de información clínica por parte de los profesionales.

Juan Manuel Martínez, Jon Aiartza, Rosa Aguilar; César Antón y Catalina Lorenzo.

Juan Manuel Martínez, director de Relaciones Institucionales del Grupo Eulen, ha señalado la necesidad de que exista un pacto sociosanitario. El envejecimiento de la población y las enfermedades crónicas han provocado que cada segundo dos personas cumplan 60 años en el mundo. Martínez ha comentado que en España, aproximadamente el 90 por ciento de la población dependiente tendría acceso a la cartera de servicios de la ley de dependencia. Asimismo, ha explicado que el proceso de valoración debe ser homogéneo en todo el territorio español ya que se trata de la puerta de entrada a las prestaciones destinadas a los servicios a cuidados sociosanitarios, otorgando especial relevancia a la figura del gestor del caso.

Jon Aiartza, diputado por Vizcaya del Grupo Nacionalistas Vascos.

Por su parte, Jon Aiartza, diputado por Vizcaya del Grupo Nacionalistas Vascos, ha expuesto el modelo de su comunidad autónoma que tiene como reto proporcionar la mejor atención sociosanitaria a la ciudadanía, de una manera simultánea, coordinada y estable. Según Aiartza, uno de los principales problemas que se han localizado en este ámbito es que Salud y Servicios Sociales han vivido separados en su labor asistencial. El modelo vasco no es cerrado, puesto que aborda una realidad compleja, teniendo en cuenta que el fin último de todos los procesos es el paciente y todo debe girar en torno a ellos.

Catalina Lorenzo, diputada del Grupo Popular en la Asamblea Regional de Murcia, ha reflexionado sobre el reto que presenta la cronicidad para el Sistema Nacional de Salud (SNS) ante una esperanza de vida que en tres décadas superará los 80 años en ambos sexos. La reorientación del SNS pasaría desde su punto de vista por la segmentación de pacientes, la estratificación que propone el modelo de la pirámide de Kaiser. Para Lorenzo, el contexto socioeconómico actual impone más que nunca la necesidad de una “ineludible coordinación sociosanitaria” mediante el impulso político y “contando con los profesionales”.

Rosa Aguilar, portavoz del PSOE en el Congreso.

Catalina Lorenzo, diputada del PP en Murcia.

En último lugar ha participado en el debate Rosa Aguilar, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, quien ha comenzado su intervención rememorando los primeros pasos de la idea del espacio sociosanitario (2003, Ley de Cohesión y Calidad del SNS) para acabar en las recomendaciones del Libro Blanco culminado en 2010. La coordinación de la esfera sanitaria y la social no cuenta, en su opinión, con las mejores oportunidades en el momento actual.  Aguilar ha asegurado que ambas esferas están “fuertemente debilitadas” y que la Ley de Dependencia, que podría actuar como nexo de unión “ha sido desmantelada”. Además, ha apuntado la necesidad de que la ansiada coordinación se realice “en un plano de igualdad entre sanidad y servicios sociales; si no hay terreno de juego común entre las comunidades autónomas, no habrá espacio sociosanitario”.

Tertulia. El creciente rechazo al ejercicio de la política, visto desde la sanidad

La imagen del político atraviesa actualmente una de las fases de impopularidad más notables en la historia de la democracia. El protagonista es consciente de ello y cree urgente recuperar la confianza del ciudadano, para lo que considera diferentes vías. Así ha quedado de manifiesto en la tertulia celebrada en el marco del IV Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad moderada por el exconsejero de Sanidad Roberto Sabrido, y que ha contado con la participación de seis parlamentarios procedentes de Cámaras autonómicas y estatales.

Los diputados, en un momento de la tertulia.

Sabrido ha abierto la veda apuntando que quizás ese déficit de confianza del ciudadano en el político provenga de “la falta de explicaciones entendibles” ante las decisiones y, por tanto, la ausencia de una verdadera “transparencia”. El diputado del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, José Manuel Freire, ha comenzado el turno de palabra para apuntar una creciente “falta de interés de la sociedad por lo público” en lo que respecta a la ciudadanía como parte del conflicto mencionado, detrás de lo cual podría estar, en su opinión, que los políticos ahondan poco en “hechos, temas” en los medios de comunicación, convertidos en un ring dialéctico.

Para Ana María Corredera, portavoz adjunta del Grupo Popular en el Parlamento andaluz, el “rechazo” de la sociedad hacia la figura política procede de que los ven “como parte del problema y no como la solución”, para lo que tampoco ayuda, tal y como ha resaltado, que “la Sanidad se utiliza como arma arrojadiza, ya que es cuando empiezan a desconfiar”.  Ese “rechazo” tiene en su opinión “tres vertientes, el usuario del Sistema Nacional de Salud, los profesionales de la sanidad, y los suministradores y proveedores”.

Ana Mª Corredera, PP del Parlamento de Andalucía.

José Mª Cazalis, Grupo Vasco en el Senado.

El portavoz de Sanidad del Grupo Vasco en el Senado, José María Cazalis, no ve que la raíz del problema sean los casos de corrupción, como ha apuntado algún contertulio, porque “ha habido siempre”. Una posible explicación de ese desapego con la clase política sería que la sociedad está “más preocupada” que nunca por ella.

En el ecuador de la tertulia, Conxita Tarruella, portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso, ha entonado el ‘mea culpa’ asegurando que “somos los políticos los que nos hemos alejado de la ciudadanía”, defraudrada, como ha explicado, por una agresiva contienda política. En el día a día, Tarruella ha mencionado también un problema “de enfoque” asegurando que “muchas decisiones son de despacho y se escuchan poco los problemas”.

José Manuel Freire, PSOE en la Asamblea de Madrid.

Conxita Tarruella, CiU en el Congreso.

El portavoz de Sanidad de la Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, se ha preguntado “¿qué hacemos para que usuarios, profesionales y empresas estén incómodos e indignados?”. Falta de respuestas y una decisión gubernamental de gran calado y controvertida como ha sido el Real Decreto 16/2012, es la ecuación que ha aportado a la tertulia. Según sus palabras, faltan explicaciones. “Hay que tratar a la gente como personas maduras, decir las cosas como son. Cuando se recorta, se recorta. Hemos pasado del eufemismo a la neolengua, y de ahí a la mentira”, ha criticado.

Enrique Normand, portavoz del Grupo UPyD en la Asamblea de Madrid, ha definido el contexto actual como “crisis económica e institucional”, admitiendo que “no satisfacemos a los ciudadanos”. Para revertir la situación, Normand ha propuesto la modificación de la Ley de Partidos de forma que las elecciones primarias fuesen un mandato normativo. Conxita Tarruella (CiU) ha añadido entonces que sería más urgente establecer listas abiertas: “Hasta que no lo resolvamos, logrando que diputados de zonas reciban a los ciudadanos, no se logrará nada. Es necesaria una respuesta directa entre electores y elegidos”. José María Cazalis (Grupo Vasco) se ha sumado a este planteamiento reformista para añadir la necesidad de imponer “un código ético estricto para los partido políticos”. Con Tarruella (CiU) no se ha mostrado de acuerdo José Manuel Freire (PSOE) apuntando que las listas abiertas derivarían en que “ la corrupción pase de los partidos a la de los parlamentarios individuales”. Freire también ha planteado un reto para la sociedad: “Lo primero son las virtudes cívicas y luego las instituciones bien diseñadas (ley electoral, parlamentos autonómicos…)”. Y también ha hecho autocrítica definiendo como “tragedia” la cerrazón de la clase política a la hora de escuchar planteamientos distintos a los propios. En este punto, Corredera (PP) ha llamado la atención sobre el riesgo de “manipular el mensaje”, refiriéndose a los casos de privatización de la gestión sanitaria y al debate sobre los modelos implantados en las autonomías regidas por su Grupo y las de signo opuesto (Andalucía, principalmente).

Gaspar Llamazares, la Izquierda Plural en el Congreso.

Enrique Normand, UPyD en la Asamblea de Madrid.

Por su parte, Gaspar Llamazares ha defendido la confrontación política bien ‘entendida’, asegurando que la cuestión del rechazo al político supone “un debate muy amplio; no se trata solo el funcionamiento de los partidos, sino que es un debate mucho más de fondo”. Normand (UPyD) ha cerrado la tertulia resaltando el papel de los medios de comunicación, y en concreto de las redes sociales, a la hora de “favorecer el acercamiento a los ciudadanos”. Esto sería, junto el apoyo a los profesionales, la ecuación deseable para acortar esa distancia entre políticos y sociedad.

El rechazo, responsabilidad individual del político

El público presente en la sala ha atribuido a la responsabilidad individual de cada político del descrédito que sufre el colectivo en la actualidad, con un 52 por ciento de votos con respecto a la de los partidos como ente general (48%). Y para revertir la situación, es ‘la clase política’ (67% de votos) la que debería tomar las riendas, por delante de la sociedad (26%) y el Gobierno (7%).

Mesa de debate. Cartera de servicios. Justicia, equidad y accesibilidad

El RD 16/2012 ha incidido en una nueva prestación de la cartera de servicios, en la que se han establecido diferentes procedimientos basados en criterios científicos. Según ha expresado Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia, y moderador de una mesa de debate sobre justicia, equidad y accesibilidad a la mencionada cartera en el IV Encuentro Global de Parlamentarios de la Sanidad, es “un momento oportuno” para tratar este asunto porque “el Ministerio está trabajando en ello” de una manera en la que la voz de los profesionales sanitarios sea tenida muy en cuenta y sean los que decidan cómo quieren que sea y qué es lo que debe tener”.

De izquierda a derecha: Jesús María Ruiz, diputado del grupo socialista en el Parlamento de Andalucía; Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia; Miguel Ángel Santalices, diputado del grupo popular en el Parlamento de Galicia; Víctor Manuel Casco, diputado de Izquierda Unida por Cáceres.

Rivero ha comentado que en el Consejo Interterritorial se han creado grupos de trabajo para este cometido y se han presentado ya algunas actividades que valoran la introducción de la fecundación in vitro o el cribado de cáncer de mama. También pretenden conocer cómo se pueden mejorar los servicios con la finalidad de que la calidad y la seguridad sean óptimas.
 

Agustín Rivero, director general de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia.

Jesús María Ruiz, diputado del grupo socialista en el Parlamento de Andalucía.

Por su parte, Jesús María Ruiz, diputado del grupo socialista en el Parlamento de Andalucía, ha defendido la necesidad de una cartera de servicios homogénea, pensando que el gasto en salud es una inversión, que tiene retorno a medio y largo plazo, por lo que la acción política debe ser continuada y duradera. Es decir, “no puede someterse a cambios bruscos en función de los políticos”. Ruiz ha asegurado que “una cartera que no sea completa es injusta e inequitativa”. A su juicio, este asunto no solo se trata de un debate político, sino también económico, ya que “lo importante es la discusión sobre las rentas”, a lo que ha sumado que “es mejor financiar la sanidad con impuestos que con copago, puesto que genera empobrecimiento y discriminación”. Ruiz ha concluido su intervención señalando que “hay que alcanzar un pacto para la sostenibilidad del SNS”.
 

 Miguel Ángel Santalices, diputado del grupo popular en el Parlamento de Galicia.

Víctor Manuel Casco, diputado de Izquierda Unida por Cáceres.

Miguel Ángel Santalices, diputado del grupo popular en el Parlamento de Galicia, ha reconocido que el actual modelo “tiene problemas de sostenibilidad”, lo que obliga a “clarificar su financiación”. Tras hacer referencia al catálogo gallego, Santalices ha explicado que la cartera de servicios “es básica para esta financiación y debe ser fruto del consenso”. Así, ha comentado que “se debe distribuir de manera solidaria, ya que muchas veces las directrices no van acompañadas de financiación”.

Víctor Manuel Casco, diputado de Izquierda Unida por Cáceres, ha indicado que con la entrada en vigor del RD 16/2012 la cartera de servicios se ha fragmentado y que, en algunos casos, “esta nueva concepción es una agresión a los derechos humanos” y ha coincidido con Ruiz que a largo plazo, “proteger la salud de los ciudadanos es más rentable”.

Conferencia. La atención a la salud mental en el Sistema Nacional de Salud. Implicaciones asistenciales de la patología dual

El IV Encuentro Global de Parlamentarios de Sanidad ha contado con una conferencia sobre la salud mental en el Sistema Nacional de Salud, impartida por Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, que ha abordado las implicaciones asistenciales de la patología dual.

Miguel Gutiérrez, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.

El experto ha señalado que la patología dual es la coexistencia del abuso de sustancias con un trastorno psiquiátrico, que  constituye un reto terapéutico no solo a título individual, sino también para los sistemas sanitarios que deben hacer frente habitualmente a pacientes complejos a caballo de dos medios asistenciales diferenciadas: la red de atención a drogodependencias y la red de salud mental.

Estas personas con coexistencia de enfermedad adictiva y otras patologías mentales acuden más a los servicios de Urgencias y requieren hospitalizaciones psiquiátricas, muestran conductas de riesgo e infecciones relacionadas como la infección del VIH y el virus de la hepatitis C, con conductas violentas y en muchos casos solo tienen diagnóstico de drogodependencias.

Según los datos aportados por Miguel Gutiérrez respecto a la patología dual, en 2015 el 90 por ciento de los pacientes adictos tendrá un trastorno psiquiátrico. Según el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, el amplio rango se debe a distintos factores como la heterogeneidad de las muestras, el lugar en el que son atendidos, factores relacionados con la sustancia de abuso y dificultades diagnósticas. Los estudios apuntan que para obtener unos datos eficientes, el paciente con patología dual debe ser atendido en un sistema integrado, que garantice el abordaje de la adicción y a la otra patología psiquiátrica, de forma conjunta, a largo plazo.

A modo de conclusión, Miguel Gutiérrez ha recomendado la investigación de mecanismos neurobiológicos subyacentes y la mejora del conocimiento de las enfermedades mentales en general. Otra medida interesante según el experto es el desarrollo de estrategias terapéuticas adecuadas en recursos asistenciales adaptados. Gutiérrez estima necesario que los profesionales estén convenientemente entrenados y cree que es todo un reto para los planificadores de políticas sanitarias sobre la salud mental.