Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:15

El reto sanitario del nuevo ministro de Educación

Hasta ahora ocupaba la Secretaria de Estado de Asuntos Europeos

Jueves, 25 de junio de 2015, a las 22:43
Redacción. Madrid
El presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha decidido nombrar al hasta ahora secretario de Estado de Asuntos Europeos, Íñigo Méndez de Vigo, nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte en sustitución de José Ignacio Wert.
Rajoy ha agradecido al ministro saliente “la tarea realizada al frente del departamento y, singularmente, su determinación en la elaboración de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce)”.

Méndez de Vigo.

Méndez de Vigo, que tomará posesión del cargo este viernes, deberá lidiar a partir de ahora en la negociación del proyecto de troncalidad en Medicina que prevé una mayor flexibilidad para los especialistas, ya que tras terminar de formarse en una disciplina, tendrán la posibilidad de especializarse en otra del mismo tronco. La intención es que esta norma se implante en 2017, cuando se ofertarán las primeras plazas troncales.

Otro de los retos que tiene por delante el nuevo ministro es el relativo al númerus clausus. Las facultades públicas de Medicina se apretarán el cinturón en el curso 2015-2016. El número de plazas para el próximo año académico se ha contraído en 37 puestos, hasta las 5.638 vacantes, según del Ministerio de Educación y de las propias universidades. Una cifra que representa el segundo año de contracción continua, ya que la oferta del 2014-2015 fue de 32 plazas menos al año anterior.

A todo esto tiene que sumar la decisión de su antecesor de modificar el acceso y la evaluación del examen MIR. En este sentido, a partir de la próxima convocatoria, los candidatos al MIR podrán realizar su proceso inscripción y pagar las tasas de forma digital a través de un sistema telemático, lo que dejará en el pasado la tradicional solicitud 790. Los cambios previstos también incluyen la implementación de la lectura óptica de los exámenes, similar al que actualmente está implementado en algunas de las universidades del país.

Cambios en el examen

El MIR también contendrá cambios en el modelo de su examen. Si antes se contaba con un total de cinco distractores en el examen, a partir de los cambios pasarán a ser cuatro, lo que facilitará a los candidatos una valoración más precisa de las preguntas, al mismo tiempo que ofrece un margen de tiempo mayor a los estudiantes para completar la prueba en el plazo establecido.

ENLACES RELACIONADOS:

Rubén Moreno: “Troncalidad y ACE ayudarán al MIR que se equivoque en la elección” (15/04/15)