Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Farjas se compromete con la prescripción enfermera

A desarrollar su normativa reguladora, así como la de las especialidades de esta profesión

Domingo, 26 de febrero de 2012, a las 11:44

Redacción. Madrid
La secretaria general de Sanidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Pilar Farjas, acompañada por Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería de España; y David Benton, director General del Consejo Internacional de Enfermeras, ha inaugurado este viernes en Madrid I Conferencia Estatal de Gestión Clínica Enfermera, donde ha expresado que “es una obligación de todos los integrantes del sistema sanitario público, garantizar su sostenibilidad para el futuro, protegiéndolo de las incertidumbres que generan los distintos avatares económicos”.

De izquierda a derecha:David Benton, director general del Consejo Internacional de Enfermeras, que ha participado en esta jornada;  Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad; y Máximo González Jurado, presidente del Consejo General de Enfermería.

En este aspecto, ha señalado que “la enfermería juega un papel fundamental” porque “en cada gesto, en cada elección, cada decisión de microgestión en el entorno laboral cotidiano, en su condición de profesional más cercano al paciente, puede contribuir de forma certera y clara y hacerse determinante en este buen camino de hacer eficiencia”.

Farjas ha confirmado en esta cita que “estamos trabajando en un compromiso explícito por desarrollar la normativa reguladora de la prescripción de enfermería y de las especialidades enfermeras”. Además, ha señalado que desde el ministerio se trabaja también en otro gran reto consistente en transformar el proceso asistencial y la gestión clínica, mediante “un modelo de gestión que involucra y hace partícipes a los profesionales, que utiliza el mismo lenguaje y se centra en el proceso de atención como razón central de toda nuestra actuación”.

La secretaria general que “estamos hablando de la gestión de procesos, de profesionales, de recursos y de pacientes” y apostilló que “debemos, por tanto, apostar por la figura del gestor de procesos y de casos en enfermería porque los beneficios que puede aportar son incuestionables: su papel en los campos de patologías de cánceres (pulmón, mama o colon), en insuficiencia cardiaca, en enfermedades pulmonares u osbtructivas crónicas, etc.” llevando a cabo “las tareas de planificación, de organización, de coordinación en todos los procesos administrativos entre primaria y especializada”. Para Farjas, “esta forma de trabajar permitirá una asistencia más personalizada, de mayor calidad y de menor riesgo para el paciente y para la familia”.

Por su parte, Máximo González Jurado ha anunciado que el consejo general que preside velará por la defensa del profesionalismo de los gestores sanitarios en su contribución al sostenimiento de la sanidad española. Para conseguirlo ha anunciado una serie de actuaciones como la consolidación de la Conferencia Estatal en Gestión Clínica y la creación de un foro de trabajo y una red europea y nacional de enfermeros gestores.