17 dic 2018 | Actualizado: 11:50

Familia, partidaria de incrementar el uso de nuevas tecnologías como garantía de envejecimiento activo

La consejera Milagros Marcos ha apostado por ahondar en su implantación

lun 08 julio 2013. 16.14H

Redacción. Valladolid
La Consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, ha abogado por ahondar en el uso de las nuevas tecnologías en el tratamiento de ancianos tanto como garantía de atención como modalidad de envejecimiento activo a través de una introducción al uso de las redes sociales e Internet.

Milagros Marcos.

Marcos ha realizado esta reflexión en la inauguración de la jornada ‘Los mayores ante las TIC’ realizado por la Fundación Edad y Vida y Vodafone España y de la que se extrae que los mayores de Castilla y León son activos usuarios de las redes sociales, aunque su uso es mayor entre las personas de 66 a 70 años y cae de forma importante en la franja de los 75 y 80 años.

En la inauguración de esta jornada, que ha contado con la presencia del director general de Vodafone España, Santiago Moreno, y el director general de la Fundación Edad y Vida, Albert Vergés, se ha destacado que, en todo caso, la introducción de las nuevas tecnologías entre los mayores de Castilla y León se sitúa en la media del conjunto del país, aunque ésta se supera en el caso de los ancianos de 66 a 70 años sobre todo en los referente al uso de redes sociales (un 30 por ciento frente a un 20,5 por ciento nacional) y en el de la e-administración  (un 60 por ciento frente al 50 por ciento nacional).

Para la consejera de Familia de la Junta de Castilla y León la introducción de la tecnologías de la información y la comunicación forma parte del proyecto impulsado desde la Administración regional para mejorar la autonomía personal bien sea a través de los servicios asistenciales y a domicilio para alcanzar la calidad o para impulsar el envejecimiento activo para impulsar la autonomía personal.

Marcos ha insistido en que este tipo de estudios ayudan a trabajar “hacia el futuro” para ver lo que demandarán los mayores dentro de unos años, ya que los servicios que se ofrecen ahora no serán los mismos que dentro de 10 ó 15 años dada la introducción de las nuevas tecnologías en el día a día de los ciudadanos.

Por su parte, el director general de la Fundación Edad y Vida ha destacado la importancia de trabajar en este ámbito para mejorar la calidad de vida tanto en el área médica como desde el punto de vista de integración para “romper” la “brecha digital” y lograr en las personas mayores un uso “normal y cotidiano” de las nuevas tecnologías. Algo que ha respaldado el director general de la Fundación Vodafone España, Santiago Moreno, quien ha destacado la aplicación de las TIC tanto en ancianos como en profesionales del sector.