Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Fabra defiende la sanidad con las encuestas de satisfacción

El consejero Llombart, abierto a estudiar la posibilidad de excluir a los discapacitados del copago

Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 13:28

Redacción. Valencia
En la sesión de control del pleno de las Cortes, el presidente Alberto Fabra ha respondido a la portavoz de Izquierda Unida Marga Sanz, quien ha denunciado que la Comunidad Valenciana se sitúa "a la altura de Polonia, Eslovenia o Chipre", países que "deniegan el derecho a la salud a los 'sin papeles'". Por su parte, Fabra ha destacado que el 98 por ciento de los pacientes de la Comunidad están "satisfechos".

El presidente Fabra, en su comparecencia de este jueves.

Sanz ha intervenido para preguntar al Gobienro qué medidas piensa llevar a cabo el Consejo "con los recortes presupuestarios y de derechos que afectan a los usuarios de la sanidad valenciana". El presidente Fabra ha indicado que el "compromiso" de la Generalitat "lo demuestra todos los años en los presupuestos", ya que "cuatro de cada diez euros" se destinan a la sanidad para garantizar que sea "universal" y "gratuita", porque es "un pilar fundamental". Fabra ha destacado que la situación de la Comunidad es "muy difícil" por "la falta de financiación" y, al respecto, ha señalado que los ingresos que obtiene la autonomía valenciana son equiparables a los que obtenía en 2006, por lo que "estamos esforzándonos más si cabe para prestar los mismos servicios y con el mismo nivel".

Marga Sanz, por su parte, ha hecho referencia a casos en los que no se atendió a pacientes por no poder pagar. Así, ha indicado que el 16 de noviembre de 2012 una enferma de cáncer marroquí denunció la denegación de la asistencia en el Hospital General de Castellón por no tener tarjeta sanitaria; y que el pasado día 6 Sanidad ordenó retirar una rodillera a un recién operado en el Arnau de Vilanova por no poder paga los 152 euros que costaba. Asimismo ha señalado que este miércoles se conoció que el centro de salud de Calpe, "privatizado en su gestión, exigió 132 euros por anticipado para atender a un bebe con 41 grados de fiebre". "Su modelo sanitario está alumbrando un monstruo de injusticia e insolidaridad", con un sistema que "ya no es universal, porque han puesto en marcha un 'apartheid' sanitario con los inmigrante", ha destacado Sanz, quien ha advertido de que "el derecho a la salud puede ser derecho a la vida". También ha hecho referencia a que con las "privatizaciones" la Generalitat "ha puesto los beneficios por encima de la atención a las personas" y, al respecto, se ha preguntado "cuál es el límite que han puesto al negocio de la salud". Asimismo, la síndica de EUPV ha denunciado que "la consecuencia más inmediata del copago es que muchísimas personas que no tienen recursos están dejando de ir al medico porque no pueden pagarse las medicinas y los tratamientos". "La reforma sanitaria de Rajoy es cruel, perversa y está acabando con la universalidad y la gratuidad en la sanidad", ha manifestado. Marga Sanz ha denunciado que mientras el Consejo aplica el "copago" a  los discapacitados y el "tijeretazo" a las emergencias sanitarias, "transfiere cantidades millonarias a empresas que gestionan hospitales. Serán 613 millones de euros este año, 20 millones que en 2012", ha puntualizado.
  
Fabra, en su segunda intervención, ha señalado que 22.000 pacientes son visitados al día en el sistema de salud valenciano y que se realizan más de 1.000 intervenciones diarias, unos datos que, a su juicio, "avalan el compromiso de la Generalitat y de esta sociedad con sus sistema sanitario". El presidente del Gobierno regional ha indicado que intentan ser "más eficientes porque tenemos menos dinero para poder hacer las cosas", pero ha resaltado que "lo importante son los datos objetivos". Entre otros, ha hecho referencia a que en 2012 se realizaron un 4,1 por ciento más de intervenciones que en 2011; a que el número de ingresos ha crecido un 0,7 por ciento; y a que se han realizado un 2,3 por ciento más de atenciones en consultas externas. Para Alberto Fabra, "lo más importante son las encuestas de satisfacción" que indican que "el 98 por ciento de los pacientes están satisfechos", mientras que en 2006 era el 86 por ciento. A su juicio, esto supone que "las políticas que desarrolla el PP en la Comunidad Valenciana van generando más satisfacción a los usuarios" y ha añadido que "tenemos una sanidad de reconocido prestigio". "60.000 profesionales, 34 hospitales y 824 centros de atención primaria son los que todos los días están al servicio de los 5.100.000 habitantes de la Comunidad Valenciana", ha manifestado. En cuanto a las críticas de Sanz por las externacionalizaciones, Fabra se ha referido al caso de Andalucía donde "un tercio de los hospitales están privatizados".

Copago a discapacitados

Posteriormente, la diputada de EUPV Esther López ha explicado que el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, se comprometió a restablecer el artículo del Estatuto del Discapacitado que garantiza la gratuidad para los medicamentos de este colectivo si se le presentaba un informe jurídico que demostrara la competencia de su gobierno en esta materia. Manuel Llombart ha respondido que no ha recibido el informe del Cermi, y que cuando lo obtenga "se estudiará, se dará traslado a la Abogacía de la Generalitat y, si se encontramos algo que nos permita restablecer ese artículo, se restablecerá".