Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Francisco Miralles: “Nos enfrentamos a un desastre o a un hito histórico en las elecciones del 13-A”

Más de 22.000 trabajadores del Servicio Murciano de Salud (SMS) están llamados a votar y el sindicato médico necesita al menos el 10% de los votos para permanecer en la mesa sectorial

Martes, 12 de abril de 2011, a las 00:06

 

Francisco Miralles, presidente de CESM Murcia.

Javier Leo.
El Sindicato Médico (CESM) en Murcia se presenta por primera vez en solitario a las elecciones sindicales del Servicio Murciano de Salud (SMS) que se celebrarán mañana 13 de abril y a la que están convocados más de 22.000 trabajadores del SMS, 3.900 de ellos médicos (18%). “Nos enfrentamos a un desastre o a un hito histórico en estas elecciones”, ha subrayado el presidente de CESM Murcia, Francisco Miralles.

“Estamos ante una importante disyuntiva: si caemos por debajo del 10 por ciento dejaríamos a los médicos sin representación y negociación directa con la Administración; mientras que si superamos el 75 por ciento de participación entre el colectivo médico conseguiríamos entrar en la mesa general, un paso histórico”, ha señalado Miralles a Redacción Médica.

Por este motivo, desde CESM han hecho un llamamiento urgente a los cerca de 4.000 médicos del SMS llamados a votar para que participen, ya que “la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) pasa por pactar con los médicos”.

Además, ha apuntado Miralles, “otros sindicatos no tienen ningún interés en defender los intereses de los médicos, tal y como se ha visto con la aprobación de la Ley de Medidas Extraordinarias, en la que nadie, excepto CESM, se posición en contra de los recortes a los médicos”.

Sobre la posibilidad de replantear la alianza con el Sindicato de Enfermería (Satse), Miralles ha sido rotundo y ha aseverado que “no vamos a dar un paso atrás en ese sentido”. “La dinámica que se está viendo en otras comunidades es la de crear mesas de negociación médicas propias, para que los médicos se conviertan en interlocutores con voz propia frente a la Administración".