Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Expertos coinciden en la necesidad de contar con los profesionales en cualquier reforma sanitaria

Se han referido a las holguras de ineficiencia en el sistema, que deberían corregirse para reducir el gasto sanitario

Domingo, 25 de noviembre de 2012, a las 19:02

Redacción. Pamplona
El ciclo “Conversaciones 25 Solasaldiak”, organizado por la Universidad Pública de Navarra en colaboración con el Parlamento de Navarra, ha reunido a expertos en economía de la salud y gestión sanitaria que han ofrecido un panorama del actual sistema sanitario, sus éxitos y sus ineficiencias.

Juan Manuel Cabasés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pública de Navarra.

Entre los temas que han abordado, la defensa del sistema nacional de salud como una de las mayores aportaciones a la igualdad de oportunidades, la necesidad de contar con los profesionales del sector en cualquier tipo de reforma del sistema que se quiera realizar y la existencia de ineficiencias que deberían evitarse para reducir el gasto sanitario.

Entre los muchos aspectos abordados, el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pública de Navarra, Juan Manuel Cabasés se ha referido a las holguras de ineficiencia en el sistema, que deberían corregirse para reducir el gasto sanitario. A modo de ejemplo, se ha preguntado por qué las miles de revisiones médicas que se realizan anualmente en empresas y entidades no se incorporan en las historias clínicas de los pacientes.

“Cualquier reforma sanitaria no se va a poder hacer si no es con los médicos y otros profesionales del sector”, ha afirmado Cabasés. Asimismo, ha explicado que existen profesionales que no se sienten partícipes de los cambios y “es necesario también repensar cuestiones como los incentivos y los regímenes laborales”.

En ese sentido, el viceconsejero de Sanidad del Gobirno Vasco, Jesús María Fernández, ha presentado algunas de las acciones que, siempre en colaboración con los profesionales, podrían ponerse en práctica. Así, ha aludido a algunas de las medidas adoptadas en Osakidetza durante los últimos cuatro años y que han permitido reducir el gasto sanitario en 1.000 millones de euros: “Se ha aumentado un 10 por ciento las intervenciones quirúrgicas en el sistema público y han descendido un 70 por ciento las intervenciones concertadas derivadas a clínicas privadas; se ha reducido un 20 por ciento el número de puestos directivos y, por ejemplo, se ha disminuido en 2 millones de euros el gasto gracias a la digitalización de imágenes médicas”. 

En cuanto a la instauración del copago sanitario, que Osakidetza decidió no aplicar, el viceconsejero ha manifestado que “se trata de una medida disuasoria, pero disuasoria de los más enfermos y de los que menos recursos tienen”.

Por último, los ponentes insistieron en repensar la gestión del SNS y hacer partícipes a todos los profesionales del sector sanitario. En palabras de Cabasés, y en referencia al elevado número de médicos y el reducido número de enfermeras por cada mil habitantes que existe en España en comparación con otros países, “creo que no se está dando el papel que corresponde a cada profesión”.