21 nov 2018 | Actualizado: 16:50

Europa reclama pactos políticos para asegurar la sanidad pública

El documento subraya la importancia de diseñar estrategias para motivar a los actores clave para usar un marco común

Martes, 18 de marzo de 2014, a las 11:06
Ricardo Martínez Platel
La Comisión Europea ha elaborado un informe con el que busca la definición y reconocimiento de criterios para identificar las áreas prioritarias de inversión de los sistemas de salud. Se trata de un documento que pretender elaborar un marco y un conjunto de criterios para optimizar los indicadores, que han de tener en cuenta los factores de riesgo para la salud de la población, el impacto económico, que el sistema sea universal, equitativo, solidario y accesible.

Fernando Lamata ha participado en la elaboración del informe.

El texto ha sido realizado por encargo de la dirección general de Salud y Consumo de la Comisión Europea, que ha contado con la colaboración de especialistas en sanidad procedentes de todo el continente. Se trata de uno de los primeros informes de este  panel de expertos independiente, que asesora sobre nuevas fórmulas eficientes de inversión sanitaria, entre los que se encuentra el español Fernando Lamata, exconsejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha y exsecretario general de Sanidad en el Ministerio de Sanidad.

Suecia está coordinando un subgrupo de trabajo en que pide a la asesoría del grupo de expertos que proporcionen orientación sobre los parámetros y las pruebas del modelo elaborado. El texto tiene dos niveles de análisis. El primero de ellos se asienta desde una perspectiva global o genérica, teniendo en cuenta el impacto de las medidas o políticas en el sistema de salud en su conjunto, o en grandes áreas del sistema. En este punto se centra a niveles regionales, nacionales y europeos, donde valora la reducción o aumento de la cobertura, el precio de los medicamentos, el presupuesto de salud, el paquete de beneficios o los sistemas de copago.

El modelo también ofrece una perspectiva específica sobre el desarrollo del programa de promoción en el área del cáncer, la  telemedicina, el autocuidado de la diabetes, o la regulación del tabaco, entre otros. El informe explica que es esencial tener en cuenta el coste del programa para la selección de áreas prioritarias para la  inversión. Puede haber decisiones que necesiten inversiones y que precisen equipos y  personal, mientras que otros no incluyen el coste económico directo, como en ocasiones sucede en las políticas contra el tabaco, que implican estrategias y legislación.

El documento de la Comisión Europea señala que no es sólo una cuestión de tener buenos informes, sino una cuestión de la voluntad y de capacidad para utilizarlos, ya que reconoce que muchas veces los políticos no los utilizan en su proceso de toma de decisiones del día a día.

Para concluir, el documento subraya la importancia  de diseñar estrategias para motivar a los actores clave para usar un marco común, que podría ser útil para organizar de una manera más sistemática la formación necesaria de los implicados en la toma de decisiones a nivel nacional y regional. Por último, recomienda la creación de redes y asociaciones a través de seminarios y reuniones de los gerentes regionales de salud con el apoyo de la UE con el fin de promover el intercambio de herramientas y experiencias, así como las perspectivas comunes.

ENLACE RELACIONADO

Acceda aquí al informe de la Comisión Europea