16 nov 2018 | Actualizado: 14:50

Europa dedicará 1 euro de cada 2.500 a su programa de salud pública

Las asignaciones para agencias y los programas del Horizonte 2020 se reducen

Viernes, 04 de septiembre de 2015, a las 11:15
Marcos Domínguez. Madrid
El aumento general previsto del presupuesto europeo para el próximo año, que se encuentra en fase de enmienda, no encuentra su reflejo en las partidas relacionadas con la sanidad. Es lo que ha denunciado el eurodiputado y presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria del Parlamento Giovanni La Via, que ha rechazado “enérgicamente” toda reducción adicional de la financiación, ya que su impacto, dados las restricciones presupuestarias nacionales actuales, sería “inaceptable”.

Giovanni La Via.

Así se ha expresado La Via, del Grupo del Partido Popular Europeo, en un escrito dirigido a la Comisión de Presupuestos en el que analiza las consecuencias en sus áreas de interés de los ajustes presupuestarios y que fue tratado este jueves, durante la última reunión de la comisión, a puerta cerrada. Los compromisos han crecido un 2,4 por ciento, hasta los 153.500 millones de euros, lo que apenas supone un aumento “en términos reales” debido al crecimiento de la inflación.

El eurodiputado lamenta la escasa asignación al programa de salud pública, 62,2 millones, el 0,04 por ciento de los compromisos calculados en el proyecto de presupuesto. Es decir, algo más de un euro por cada 2.500 presupuestados iría a este programa.

No solo eso. En el organigrama de la Comisión Europea, el departamento de Vytenis Andriukaitis (comisario de Salud y Seguridad Alimentaria) tiene presupuestados unos compromisos de 578,4 millones de euros, un 1,3 por ciento menos que en 2015. La provisión específica de Salud Pública decrece más aún: pasa de 222 millones a 211, un 5 por ciento menos.

En otras partidas también hay restricciones. Dentro del plan Horizonte 2020, Programa Marco de Investigación e Innovación de la Unión Europea, la sanidad también sufre recortes. Las asignaciones de investigación para ‘mejorar la salud y bienestar durante toda la vida’ pasan de 133 millones a 117. La Iniciativa de Medicamentos Innovadores se reducen de 211 a 197 millones, y los dirigidos al apoyo de las industrias biológicas reciben 151 millones, casi 50 menos que en 2015.

Las agencias, afectadas

Vytenis Andriukaitis.

Giovanni La Via advierte de que las agencias descentralizadas (cuyos ingresos no dependen exclusivamente de la UE) que entran en las competencias de la comisión, entre las que se encuentra la EMA (Agencia Europea del Medicamento), también están sufriendo recortes. El europarlamentario cree que “deben soportar la parte equitativa que les corresponde en el ahorro” y es “fundamental que estas agencias puedan contar con los recursos humanos y financieros suficientes”.

La EMA es un ejemplo de ello. Las asignaciones directas por parte de la UE disminuyen más de 10 millones de euros, de los 24,7 a los 14,5. Aparte está una partida especial dirigida al avance en medicamentos huérfanos, que aumenta pero sin cubrir la diferencia: pasa de 6,8 millones en 2015 a 9,9 para el año que viene.

Aquí hay ‘truco’, de todas formas. Y es que la gran mayoría de los ingresos de la agencia provienen de las tasas que cobra a la industria por las aprobaciones de medicamentos o el asesoramiento técnico, entre otras cosas. Y para 2016 prevé que la buena marcha de la I+D farmacéutica se traduzca en un aumento de estos conceptos, por lo que la previsión de ingresos por esta vía crecerá de 269 a 288 millones. El presupuesto total de la agencia, por tanto habrá aumentado. No obstante, en cuanto a la plantilla, los requerimientos de la agencia ascienden a 636 personas, mientras que el proyecto de presupuestos le asigna 599.

Otra de las agencias sanitarias afectadas es el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), que lleva sufriendo un plan de recorte del 5 por ciento del personal desde 2013, que se traducirá en cuatro puestos de trabajo menos a partir del 1 de enero de 2016. Las partidas presupuestarias destinadas al pago de salarios disminuyen en consecuencia. En total, los presupuestado para el próximo año disminuye tan solo un 0,05 por ciento (58,36 millones de euros), si bien el ‘tajo’ –superior al millón de euros– ya lo había sufrido en la anterior asignación.

El proyecto de presupuestos para la Unión Europea todavía tiene que superar varios pasos más hasta su aprobación definitiva. Todo parece indicar, sin embargo, que a la sanidad en las instituciones europeas le tocará ‘apretarse el cinturón’ durante, al menos, un año más.

ENLACES RELACIONADOS

La EMA aumenta su presupuesto para 2015 un 7 por ciento (22/12/2014)