Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Martes, 28 de octubre de 2014, a las 17:41
Redacción. Valencia
El Grupo Médico Eresa se ha sumado a e-Pilepsy, un proyecto de investigación médica de carácter nacional que intenta solventar el déficit que encuentran los neurocirujanos que intervienen a pacientes con epilepsia al no disponer de herramientas que les permitan completar un entrenamiento quirúrgico y para hacer una correcta planificación previa a las intervenciones. Así, el proyecto se marca como objetivo “investigar, desarrollar e implantar una plataforma en una nube (cloud) privada” que proporcione a los profesionales nuevos escenarios que les ayuden en su labor.

Vicente Belloch.

Así, Eresa lidera el área de imagen médica de este proyecto en el que participan el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe, Bilbomática y Vicomtech-IK4. Según ha explicado Vicente Belloch, director científico y de I+D+i de Eresa, actualmente su equipo colabora “en el desarrollo de un sistema avanzado de navegación que ayude a los profesionales a realizar tareas de training, utilizando las imágenes de resonancia magnética y TAC empleadas para guiar a los neurocirujanos durante las intervenciones quirúrgicas de pacientes con epilepsia”. Según ha añadido, “esta plataforma de cirugía virtual facultará a los neurocirujanos a llevar a cabo una planificación de los gestos quirúrgicos de las intervenciones sobre las imágenes reales de los pacientes”.

El equipo del grupo de cirugía de la epilepsia del Hospital La Fe de Valencia como centro de referencia de la Epilepsia farmacorresistente llevará a cabo el pilotaje y la validación de la aplicación. Por su parte, Vicente Belloch lidera la participación de Eresa, estableciéndose una estrecha colaboración con los neurocirujanos.

Importantes progresos

Mediante esta plataforma de entrenamiento, el neurocirujano podrá predeterminar el foco de la intervención a través de la visualización de la imagen funcional de cada paciente concreto a operar, posibilitando la verificación de diferentes estrategias de cirugía sobre el terreno virtual.

Por otro lado, una segunda vertiente de esta herramienta se orienta hacia a la formación de neurocirujanos noveles, con el fin de que puedan desarrollar al máximo sus habilidades quirúrgicas ante uno de los tipos de neurocirugía más difíciles de la práctica clínica.

Fundamentalmente son tres los objetivos que se persiguen con este proyecto. Por un lado, compartir y visualizar datos multimodales (historial, pruebas diagnósticas relevantes, EEG, imágenes médicas volumétricas –anatómicas y funcionales-, etc.). En segundo lugar, desarrollar tecnologías de representación de imágenes multimodales (RM, TAC, Medicina Nuclear), y que permitan su importación al dispositivo de realidad virtual, lo cual permitirá una planificación quirúrgica más precisa. Por último, representar de manera virtual la cirugía de la epilepsia a realizar, permitiendo un entrenamiento del neurocirujano que le proporcione un conocimiento minucioso de la anatomía morfológica y funcional del campo quirúrgico.