15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

Enfermería critica la “OPE de la prepotencia y de la imposición”

“La vuelta al temario y a la penalización de respuestas en el examen supone un paso atrás”

Viernes, 13 de mayo de 2011, a las 14:08

Redacción. Bilbao
El sindicato vasco de enfermería Satse ha anunciado una campaña de protesta contra la oferta pública de empleo (OPE), que ha definido como "la de la prepotencia y de la imposición política", para "encauzar el malestar" del colectivo ante una convocatoria que "no cuenta con el respaldo de ninguna organización sindical". La central ha criticado que, "por primera vez en la historia", el Servicio Vasco de Salud haya aprobado una OPE "sin el apoyo de ninguna central sindical con representación en el sector", lo que demuestra "una vez más" el "nulo talante negociador de sus responsables".

Los sindicatos del sector sanitario ya realizaron diversos actos de protesta en febrero.

Por esta causa, ha anunciado una "campaña de protesta" para denunciar el "malestar instalado entre las profesionales de Enfermería". En su opinión, entre el colectivo "se palpa malestar" ante una OPE "que va a suponer la vuelta al temario y a la penalización de respuestas en el examen". Para la mayoría de los profesionales, "esta imposición supone un paso hacia atrás".

Satse ha anunciado que pondrá en marcha "una campaña contra estas medidas" que permita a los enfermeros "encauzar su malestar y su oposición ante lo sucedido con una materia tan sensible como es el empleo". "Osakidetza persigue nuevamente provocar una cortina de humo y evitar negociar los verdaderos problemas de la sanidad pública vasca", ha acusado.

Para Satse, el hecho de que se haya producido un cambio en la dirección de Osakidetza "no legitima al nuevo equipo para romper con los compromisos adquiridos en la Mesa Sectorial". "Tanto la batería de preguntas como no penalizar las respuestas incorrectas fueron dos criterios que gozaron de un amplio consenso sindical y para los que existía un compromiso de continuidad", ha asegurado.

Para Satse, esta situación "va a dificultar la preparación del examen de muchas enfermeras que prestan servicios en el ente Público" y que, además, "tienen a sus espaldas varias OPE aprobadas, pero siguen sin ser fijas". Según sus datos, 1.800 enfermeros "vienen trabajando de forma temporal pero continuada, durante los doce meses del año para Osakidetza, desde hace más de tres años". “Es a estas enfermeras, cuya competencia está más que demostrada, a las que ahora se las somete a tener que pasar de nuevo por una OPE en la que se endurece la preparación del examen", ha manifestado.