Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

“En trasplantes no hay restricción económica”

Los equipos extractores de corazón se han reducido de tres a uno

Jueves, 12 de junio de 2014, a las 11:21
Javier Barbado. Madrid
La autonomía realizó 52 trasplantes cardiacos –un promedio de uno a la semana– en 2013, y, por esa razón, desde septiembre de ese año redujo el número de equipos humanos dedicados a esta tarea de tres a uno  solo, según ha denunciado la Asociación de Trasplantados Cardiacos y Pacientes con Insuficiencia Cardiaca.

Jaume Tort.

Pero, al contrario de lo que piensa esta agrupación, un equipo extractor de guardia y otro retén por si coinciden dos casos de trasplante en el tiempo han demostrado ser más que suficientes para controlar la demanda referida y, en todo caso, no es verdad que hayan desaparecido sendos servicios de esta índole en los hospitales de Bellvitge, Sant Pau y el Clínic, sino que su personal se rota en guardias semanales mientas que, antes, permanecía todos disponibles las 24 horas, tal como ha aclarado a Redacción Médica el director de la Organización Catalana de Trasplantes (Ocatt), Jaume Tort.

“Cada semana hay un equipo extractor de un hospital [de los tres citados] de guardia ‘formal’, y hay otro de repuesto por si se da la casualidad de que se precise hacer dos intervenciones, cosa que nos ha sucedido una solo vez y, en efecto, se recurrió con éxito al servicio retén”, ha zanjado. Preguntado por las razones que llevaron a suprimir los tres equipos de guardia antes de septiembre de 2013, para Tort no cabe duda de que se trata de una decisión “de sentido común” ante lo que era un “despilfarro de dinero público”, y de este modo coincide, en apariencia, con la crítica de la mencionada asociación de enfermos de que el consejero de Sanidad autonómico, Boi Ruiz, tomo la decisión “por criterios economicistas”, aspecto que este último desmintió.

Sin embargo –siempre de acuerdo con la versión de Tort–, Ruiz acertó al desvincular la cuestión de las medidas anticrisis de su gabinete porque “ya antes de los dos años y medio de recortes se discutió este asunto; se abordó en el Plan de Salud de principios de 2011 pero se debatió aún antes con la Sociedad de Cirugía Cardiaca”. En resumidas cuentas, los trasplantes no admiten restricción económica ya que su urgencia médica exige que se lleven a cabo con todas las garantías en cualquiera de los casos, sentención el directivo catalán.