Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:40

En marcha el segundo acelerador de electrones del Hospital Universitario Miguel Servet

Permitirá reducir las derivaciones de pacientes a otros hospitales

Viernes, 23 de diciembre de 2011, a las 16:12

El consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, durante la visita al acelerador de electrones del Miguel Servet.

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, ha visitado el nuevo acelerador de electrones del Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza. La puesta en marcha del acelerador beneficiará a los pacientes de cáncer ya que puede tratar a cualquier tipo de paciente con esta enfermedad y contribuirá a que se pueda curar a más pacientes.

Según Oliván, “la puesta en marcha de este nuevo acelerador de electrones, una compleja tecnología adquirida por dos millones de euros, permite aumentar considerablemente la capacidad de sesiones que se administran además de ampliar las posibilidades terapéuticas. Esta nueva tecnología facilita también la reducción de derivaciones de pacientes a otros hospitales, al disponer de recursos propios para atender la demanda asistencial en Radioterapia”. A la visita también ha acudido, entre otros, el gerente del Salud, Tomás Tenza.

Los servicios de Oncología Radioterápica y Física y Protección Radiológica del Hospital Universitario Miguel Servet trabajan con un alto ritmo al administrar actualmente una media de noventa sesiones diarias. El Hospital dispone de dos aceleradores. En el primero, en marcha desde 2009 y con un horario de funcionamiento de 8 a 24.00, se administran 72 sesiones diarias. La segunda tecnología, que empezó su funcionamiento el pasado septiembre, atiende ya a 46 pacientes al día (20 en horario de mañana y 26 en horario de tarde-noche).

El nuevo acelerador, ofrece en general las mismas prestaciones que el anterior, si bien al tratarse de tecnología más avanzada aporta la obtención de imágenes de unas especiales características para técnicas especiales, como Radiocirugía o Radioterapia de intensidad modulada. Ambas prestaciones, en las que ya se está trabajando para su puesta en marcha, se realizarán con esta última tecnología. El acelerador, ubicado en un búnker de hormigón baritado, un material especial que impide que se filtre la radiación, ha sido sometido a las pertinentes pruebas a lo largo del verano para entrar en funcionamiento en otoño con plenas garantías.

En Aragón existen seis aceleradores lineales de electrones, tres en el Hospital Clínico de Zaragoza, dos en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza y uno en el Hospital Quirón Zaragoza.