Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

ELA propone crear 1.500 empleos con la supresión del aumento de jornada

Otros 1.200 puestos se podrían generar con la aplicación de la prejubilación a los 63 años

Martes, 25 de marzo de 2014, a las 16:30
Redacción. Bilbao
El sindicato ELA va a presentar a Osakidetza una propuesta que supone la contratación de 5.000 personas para recuperar la calidad asistencial “perdida en los últimos años” y ha amenazado con protestas y paros si la dirección del Servicio Vasco de Salud sigue con su política de “recortes”. Entre sus propuestas se encuentra la creación de 1.500 empleos con la supresión del aumento de jornada aplicado al personal y la vuelta a la situación anterior.

Mikel Noval.

Otros 1.200 puestos de trabajo se podrían generar con medidas como la aplicación de planes de prejubilación a los 63 años y otros 1.500 sustituyendo a todo el personal que cae de baja y recuperando todos los puestos de trabajo amortizados, según ELA.

El miembro del comité ejecutivo de ELA Mikel Noval ha acusado al Gobierno Vasco de recortar en sanidad y ha asegurado que este año, el presupuesto en este ámbito es “191 millones de euros más bajo” que el gasto público destinado en 2010 -ese año la partida pública supuso el 5,44 por ciento del PIB frente al 5,06 por ciento que representa en 2014, según sus datos-.

En su informe, ELA afirma que en los últimos tres años se han destruido en Osakidetza más de 3.000 puestos de trabajo debido a decisiones como el aumento de la jornada del personal o la falta de sustituciones. A su juicio, este tipo de políticas influyen en el hecho de que desde 2008 se haya incrementado “en un 250 por ciento” las personas desempleadas en Euskadi que buscan empleo en el sistema sanitario.

Los sindicalistas han sostenido que frente a estas políticas existen alternativas y han defendido que su propuesta de empleo para la creación de 5.000 puestos de trabajo en Osakidetza es asumible económicamente.

Supondría un coste de unos 265 millones de euros, muy inferior a los 1.050 millones de más que debiera destinar Euskadi a gasto sanitario al año para alcanzar la media que la OCDE dedica a este fin -para ello el País Vasco tendría que reservar 1,74 puntos más del PIB a esta materia-, de acuerdo con los cálculos de ELA.

El sindicato también plantea que Osakidetza ofrezca directamente servicios relacionados con la salud mental, la atención bucodental, oftamológica o ginecológica.

Demanda además elevar el número de camas en hospitales y establecer un “año sabático” para el profesional “quemado”, mediante el cual, el personal, recibiendo un 80 por ciento del salario durante 4 años, tendría derecho a un año de licencia retributiva. Con éstas y otras medidas de mejora se podrían contratar unas 2.000 personas, según sus estimaciones.