15 nov 2018 | Actualizado: 21:10

El Vall d’Hebron y el Clínic renuevan sus comités clínicos para abortos médicos

Su función es la de confirmar los diagnósticos clínicos cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable

Martes, 07 de mayo de 2013, a las 14:10

José Jerónimo Navas Palacio, gerente del Hospital Vall d'Hebron.

Redacción. Barcelona
Los hospitales Vall d'Hebron y Clínic, ambos en Barcelona, han renovado los miembros que forman los comités clínicos de intervención en supuestos de interrupción del embarazo por causas médicas, una vez se ha cumplido el periodo para el que fueron nombrados los primeros expertos en 2010.

Fruto de la reforma de la ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo que se aprobó aquel año, las comunidades autónomas debían crear por lo menos un comité clínico en un centro de la red sanitaria pública para velar por el correcto desarrollo de la ley.

Su función es la de confirmar los diagnósticos clínicos cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable que justifique un aborto, un supuesto que el actual ministro de Justicia del Gobierno, Alberto Ruiz Gallardón, ha anunciado que pretende revisar.

La renovación ha sido anunciada este martes en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC), como parte de dos resoluciones adoptadas por la Conselleria de Salud el pasado 23 de abril y rubricadas por el conseller Boi Ruiz.

Los comités clínicos de cada centro deben ser designados por las autoridades sanitarias de cada comunidad, y están formados por dos médicos especialistas en ginecología y obstetricia o expertos en diagnóstico prenatal y un pediatra.
El número de abortos que se practicaron en Catalunya durante 2011 --últimas cifras disponibles-- se situaron en los 22.614, unos 62 al día, una reducción del 7 por ciento respecto al año anterior que supone el tercer descenso consecutivo y sitúa la tasa global de interrupciones voluntarias del embarazo en niveles de 2006.

Los datos de la Consejería de Salud reflejan que desde que se alcanzó el máximo de abortos en 2008, cuando se practicaron casi 27.000, éstos han ido disminuyendo hasta los 26.000 en 2009, los 24.300 en 2010 y los 22.600 actuales.